Se recomienda consumir yogures, misos y chucrut, y combinarlos con las ensaladas o frutas si se quiere. Foto: Getty Images.
Se recomienda consumir yogures desnatados y combinarlos con frutas si se quiere. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué puede desayunar una persona con colesterol alto?

Los niveles altos de colesterol pueden ser perjudiciales para el organismo, Consumir alimentos ricos en omega 3 y fibra benefician a quienes lo padecen.

El nivel de colesterol, azúcar y triglicéridos en el organismo suele significar un ‘dolor de cabeza’ para las personas, pues la recomendación general de los nutricionistas es llevar una alimentación sana para que sus porcentajes no estén fuera del rango considerado como sano.

El portal Saber Vivir indica que, según estudios, incluir alimentos ricos en omega 3 y fibra en el desayuno es útil para disminuir los niveles de colesterol en el organismo, mientras que saltarse la primera comida del día podría elevarlos.

Teniendo en cuenta los cuidados que deberían tener las personas con niveles altos de colesterol, el medio citado elaboró un listado con opciones nutritivas y deliciosas para ser tenidas en cuenta a la hora de organizar un plan de alimentación.

1. Yogur con cereal y arándanos

Las propiedades antioxidantes de frutos rojos como los arándanos son de gran beneficio para el organismo. Su alto contenido de antocianinas evitan que el colesterol llegue a un estado de oxidación, lo cual, según Saber Vivir, es nocivo para el organismo.

Para el desayuno, se pueden consumir con yogur desnatado y una base de cereal integral.

2. Avena, cereal integral y alimentos ricos en fibra

La avena contiene betaglucanos que reducen la absorción de colesterol en los intestinos. Además, se puede acompañar con bayas de goji que son ricas en sumas antioxidantes.

El cereal integral también es una buena opción para adquirir fibra. La recomendación hecha por el portal Saber Vivir implica tomar entre 25 y 35 gramos de fibra al día, sustancia fundamental para disfrutar de una buena condición cardiovascular, captando los ácidos biliares, el colesterol y las grasas saturadas para eliminarlos a través de las heces.

La lecitina de soja también es recomendada para evitar que los depósitos de colesterol se concentren en las arterias, por lo que se puede agregar una cucharada al cereal para sumar sus beneficios.

3. Frutas frescas

Frutas como la manzana, la pera, la piña, la sandía y el kiwi son ricas en agua, fibra y antioxidantes, siendo alimentos de gran provecho y beneficio para las personas que sufren niveles altos de colesterol.

La recomendación para aprovechar mejor sus bondades durante el desayuno es agregar un para de piezas de estas frutas a una ración de cereal integral con avena o yogur desnatado.

4. Tostadas integrales con rodajas de aguacate

Esta opción involucra un ingrediente diferente a la hora de pensar en el desayuno: el aguacate. Según Saber Vivir, esta fruta contiene grasas sanas que aumentan los niveles de HDL (lipoproteínas de alta densidad) o, como de le conocer popularmente, ‘colesterol bueno’.

Además, el aguacate es rico en vitamina E y también es un potente antioxidante. De igual manera, aporta fitoesteroles, sustancias que actúan en el intestino de una forma especial para evitar la absorción del colesterol.

5. Nueces y frutos secos

En general, según destaca Saber Vivir, los frutos secos contienen ácidos grasos que beneficias al organismo. Las nueves, por ejemplo, son las únicas que aportan omega 3 en cantidades importantes, las cuales mejoran el perfil lipídico del organismo, aumentando el colesterol bueno (HDL) y reduciendo el colesterol mano (LDL).

La recomendación para el desayuno es combinarlas con yogur desnatado y fruta fresca.

6. Sardinitas en aceite de oliva extra virgen

Las sardinitas son ricas en omega 3, aportándolo en grandes cantidades -incluso más que las nueces-. Estas pueden acompañarse con unas rodajas de tomate. Según un estudio citado por el portal Saber Vivir, el licopeno presente en este alimento reduce un 10 % el colesterol.

7. Semillas de chía, fuente de fibra

Las semillas permiten diferentes combinaciones con yogur, jugo o fruta. También pueden consumirse directamente. El alto contenido de fibra presente en su composición son de provecho para reducir los niveles de colesterol.

8. Té verde para frenar la absorción de colesterol malo

Esta bebida puede sustituir el tradicional café mañanero, el cual, dependiendo como se prepare, puede incrementar lo niveles de colesterol en el organismo.

El té verde incluye catequinas que detienen la absorción de colesterol malo en los intestinos, además, aceleran la quema de grasas y disminuyen el riesgo de obesidad.