vida moderna

¿Qué significado tienen las arrugas en la frente?

Existen diferentes opciones para disminuirlas.


Las arrugas son unos de los signos de la edad más evidentes en las personas. Para algunos puede ser una afección desagradable, mientras que para otros es algo normal. Aparecen por la disminución de colágeno, el cual es una proteína que le da elasticidad y tensión a la piel.

Aunque es un proceso natural del cuerpo humano, existen algunos factores que pueden contribuir a su aparición prematura como el tabaquismo. “La nicotina, otras sustancias químicas que se encuentran en los cigarrillos, los hábitos de fumar y otros factores pueden contribuir a la aparición de arrugas y al envejecimiento prematuro de la piel”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Las arrugas de la frente son evidentes, especialmente al realizar algunos gestos o expresiones. “Normalmente las arrugas de la frente son un tipo de arrugas provocadas por las líneas de expresión, es decir, son huellas transitorias del movimiento repetitivo de nuestra piel. Estas arrugas de la frente se forman porque las áreas del fruncido pierden colágeno y elasticidad”, detalla la marca especializada en cuidado de la piel Neutrógena.

La marca experta en salud cutánea Nivea agrega que las expresiones faciales también influyen en la aparición prematura de las arrugas en la frente, como fruncir el ceño. “El motivo es que los músculos tienen memoria y, repetir ciertos movimientos, provoca que las líneas de expresión terminen marcándose”.

Neutrógena señala tres puntos importantes para evitar la aparición prematura de estas arrugas y disminuir su visibilidad en el rostro. En primer lugar, explica la importancia de la hidratación, utilizar productos que hidraten la piel durante todo el día, al mismo tiempo que promuevan la regeneración celular.

En segundo lugar, resalta la importancia de usar protector solar, también conocido como “bloqueador solar”. Según explica Neutrógena “la protección de los rayos UV disminuye la formación de radicales libres y reduce el fotoenvejecimiento: la formación de arrugas y los cambios pigmentarios”.

Esto lo confirma Mayo Clinic “Si bien la genética es la que determina principalmente la estructura y la textura de la piel, la exposición solar es una de las causas principales de la aparición de arrugas, en especial, en las personas de piel clara. Los contaminantes y el tabaquismo también contribuyen a la aparición de arrugas”.

En tercer lugar, es importante emplear cremas con retinol, debido a que los retinoides incrementan la producción de colágeno. Además, contribuyen a la disminución de los signos de la edad.

Estiramiento de la frente

Existen diferentes tipos de procedimientos quirúrgicos para mejorar la apariencia de la piel. Generalmente, quienes recurren a esta cirugía son personas entre los 40 y 60 años, que buscan rejuvenecer el aspecto de su rostro.

Esta cirugía consiste en la corrección de la caída de la piel de la frente, cejas y párpados superiores. “La cirugía se puede hacer sola o con otros procedimientos tales como estiramiento facial, cirugía de párpados o rinoplastia. La cirugía puede hacerse en el consultorio del cirujano, en un centro quirúrgico ambulatorio o en un hospital. Generalmente, este procedimiento se lleva a cabo en forma ambulatoria sin pasar la noche en el hospital”, detalla Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Se debe tener presente que en algunas ocasiones el estiramiento de la frente puede dificultar levantar las cejas o arrugar la frente. Asimismo, pueden ocurrir algunos riesgos durante la intervención:

  • Reacciones a las medicinas.
  • Problemas respiratorios.
  • Sangrado, coágulos sanguíneos, o infección.
  • Una acumulación de sangre bajo la piel (hematoma) que puede requerir drenaje quirúrgico
  • Daño a los nervios que controlan los músculos faciales (por lo general es temporal, pero puede ser permanente)
  • Heridas que no sanan bien.
  • Dolor que no desaparece.
  • Entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad de la piel.