Tendencias
Pies, cuidado de los pies, hongos en los pies, pie diabético, úlceras, circulación
El síntoma más común es el dolor y la rigidez en la parte inferior del talón. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué síntomas se presentan con la fascitis plantar y cómo se quita el dolor?

La fascitis plantar se observa tanto en hombres como en mujeres.

La fascitis plantar es una de las causas más comunes del dolor de talón y es una inflamación del tejido fibroso (fascia plantar) a lo largo de la parte inferior del pie que conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, explicó en su portal web que la fascitis plantar generalmente causa un dolor punzante en la planta del pie, cerca del talón. Por lo general, el dolor es más intenso al dar los primeros pasos después de despertarse, aunque también puede desencadenarse por estar de pie durante mucho tiempo o al levantarse después de estar sentado.

Asimismo, aunque la fascitis plantar puede presentarse sin una causa obvia, algunos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección como:

  • Edad. La fascitis plantar es más común en las personas entre 40 y 60 años.
  • Ciertos tipos de ejercicio. Las actividades que ejercen mucha presión sobre el talón y los tejidos adheridos, como las carreras de larga distancia, el ballet y la danza aeróbica, pueden contribuir a la aparición de la fascitis plantar.
  • Mecánica del pie. Los pies planos, un arco alto o incluso un patrón atípico de caminar pueden afectar la forma en que se distribuye el peso cuando estás de pie y pueden poner más tensión en la fascia plantar.
  • Obesidad. El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre la fascia plantar.
  • Profesiones en las que debes mantenerte de pie. Los trabajadores de fábricas, los maestros y otras personas que pasan la mayor parte de sus horas de trabajo caminando o de pie sobre superficies duras pueden tener un mayor riesgo de sufrir de fascitis plantar.

Por tal razón, la entidad explicó que la mayoría de las personas que tienen fascitis plantar se recupera en unos meses con un tratamiento conservador, que incluye aplicación de hielo en el área adolorida, estiramiento y modificar o evitar actividades que causen dolor.

En consecuencia, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, reveló que las primeras medidas son:

  • Tomar paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil, Motrin) para reducir el dolor y la inflamación. Ejercicios de estiramiento del talón y del pie.
  • Usar férulas nocturnas mientras se duerme con el fin de estirar el pie.
  • Descansar lo más que pueda durante al menos una semana.
  • Usar calzado con buen soporte y amortiguación.
  • Aplicar hielo en la zona del dolor dos veces al día durante 10 a 15 minutos.

Asimismo, la entidad también reveló otras terapias para tartas la afección:

  • Fisioterapia. Un fisioterapeuta puede enseñar ejercicios para estirar la fascia plantar y el tendón de Aquiles, y para fortalecer los músculos de la parte inferior de las piernas. Un terapeuta también podría enseñar a vendar con esparadrapo para brindar apoyo a la planta del pie.
  • Órtesis. El proveedor de atención médica podría indicar plantillas ortopédicas (órtesis) prefabricadas o hechas a medida para distribuir la presión que se ejerce sobre el pie de manera más uniforme.
  • Bota para caminar, bastones o muletas. El proveedor de atención médica podría recomendar que se usen algunos de estos durante un tiempo breve para evitar que se mueva el pie o que se apoye todo el peso sobre el pie.

No obstante, el Grupo Sanitas de España explicó que “en caso de no conseguir resultados satisfactorios con las técnicas mencionadas arriba, podría considerarse la cirugía del pie como tratamiento para la fascitis plantar, aunque se corren algunos riesgos importantes y no siempre se consigue eliminar completamente el problema con la operación”.

De todos modos, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.