Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud.
Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Qué tomar para bajar el nivel de azúcar en la sangre rápido?

La glucosa normalmente se sube cuando el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

El azúcar en la sangre, conocido como glucosa, es una sustancia determinante para el organismo. La sangre lo lleva a todas las células del cuerpo para ser usado como energía, pero cuando este proceso no se da de manera eficaz, los niveles se elevan generando complicaciones de salud.

Si no se presta atención, la glucosa alta puede convertirse en diabetes, enfermedad que con el paso del tiempo es posible que afecte órganos como los riñones, los ojos y los nervios.

“Aunque una persona no tenga diabetes también puede tener problemas de salud si el azúcar en su sangre está muy bajo o muy alto. Mantener un plan de comidas, actividades y medicamentos puede ayudar a regular el azúcar”, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Los expertos explican que la glucosa se sube cuando el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia. Es de aclarar que la insulina es la hormona que le ayuda al organismo a convertir esta sustancia en energía.

Sin embargo, los niveles de azúcar también pueden incrementarse debido al desarrollo de infecciones, el consumo de ciertos medicamentos, desbalances hormonales o enfermedades graves, asegura el portal Cinfasalud, de España.

Para evitar estos inconvenientes de salud, la estrategia infalible es la ingesta de una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, pero escasa en grasas saturadas y trans, en azúcares agregados y carbohidratos, acompañada de la práctica de actividad física regular.

Cuando los niveles de azúcar se suben se puede recurrir a alternativas caseras para bajarlos rápidamente. La primera opción en mantenerse muy hidratado. Además de prevenir la deshidratación, el agua les ayuda a los riñones a drenar el exceso de esta sustancia a través de la orina.

“Un estudio observacional demostró que las personas que bebían más agua tenían un riesgo menor de desarrollar niveles altos de azúcar en la sangre”, precisa el portal Healthline. La recomendación es siempre consumir agua y otras bebidas no calóricas, pues las industrializadas aumentan la glucosa, impulsan el aumento de peso e incrementan el riesgo de diabetes.

Infusiones

Las infusiones elaboradas a partir de algunas plantas y especias también ayudarían a regular el azúcar de forma natural. Uno de los alimentos que puede utilizarse es la canela, la cual mejora la resistencia a la insulina, precisa el mencionado sitio web. De igual forma, es una espacia que actúa de manera similar a la mencionada hormona, aunque a un ritmo más lento.

“Una dosis efectiva es de uno a seis gramos de canela al día, o aproximadamente de 0,5 a dos cucharaditas”, precisa Healthline, pero advierte no se debe sobrepasar esta cantidad porque puede generar consecuencias dañinas al organismo.

Para preparar una bebida de canela se deben colocar tres palos de canela en una olla con un litro de agua, llevar a fuego medio hasta que hierva durante cinco minutos. Luego se retira, se tapa la olla hasta que esté tibio y se puede beber varias veces al día.

Otra opción es el agua de moringa, una planta que tienes efecto hipoglucemiante natural. Se puede preparar una infusión colocando una taza de agua en una olla a fuego medio hasta que hierva, se agrega una cucharada de hojas de moringa, se tapa y se deja reposar durante cinco minutos, se cuela y se bebe dos veces al día.

Una planta más a la que se puede recurrir es el diente de león, pues se le atribuyen propiedades que ayudarían a controlar la glucosa en la sangre. “De hecho, la raíz del diente de león posee una sustancia conocida como inulina, la cual puede aumentar la producción de insulina debido a que es un tipo de azúcar que no es metabolizado”, precisa una publicación del portal de salud Tua Saúde.

Para elaborar una infusión se pone un vaso de agua al fuego y se le agrega una cucharada de raíces, se deja hervir durante cinco minutos. Luego se retira y se deja reposar, se cuela y se bebe cuando esté tibio. Este té puede ingerirse hasta tres veces al día.