salud

Ruda: usos, beneficios y propiedades de la planta

Dos estudios realizados sobre esta planta señalaron que, aunque tomarla en grandes cantidades no puede ser bueno para el cuerpo, sí tiene más beneficios para la salud.


Según un estudio de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la ruda hace parte de las plantas medicinales que son utilizadas para curar y prevenir enfermedades comunes. Se puede utilizar en infusiones, “cocimientos o tinturas diluidas para tratar tópicamente afecciones externas localizadas como heridas, llagas, úlceras, hemorroides y vaginitis”, reseña.

Según el estudio, existen plantas medicinas como la ruda, el eucalipto, entre otras, que pueden ser utilizadas gracias al vapor que lanzan una vez son puestas en agua, ya que sirve como protección al cuerpo.

De acuerdo con el estudio, esta planta es usada “para el tratamiento de enfermedades o para alejar plagas que perjudican algún cultivo, siendo muy efectiva ya que contiene mucho más aceite esencial”.

Las partes de la ruda que se usan de manera medicinal suelen ser específicas, aunque muchas personas suelen usarla completa; sin embargo, según los autores del estudio de la Universidad de San Carlos de Guatemala, el aceite esencial que hace que la planta de ruda sea efectiva se encuentra en las hojas, motivo por el cual estas son la parte más importante para su uso.

Sin embargo, este aceite esencial es extremadamente irritante para la piel y las mucosas, y se considera venenoso en dosis mayores de dos gramos de polvo seco por día, por lo cual siempre es recomendable consultar su uso con expertos en medicina.

Las hojas de ruda contienen flavonoides, cumarinas, taninos, aceite esencial o volátil, esteroles, alcaloides. No obstante, las substancias químicas perjudiciales son alcaloide, glucósidos, taninos que se pueden encontrar en las flores, hojas y tallos. Así lo aclara el Colegio Médico de México.

Por su parte, el médico hindú Pratip Banerji señaló que hay un nuevo método para el tratamiento de tumores cerebrales con esta planta: “El fosfato cálcico, componente activo de la ruda, es conocido por sus propiedades antinflamatorias y antioxidantes. Además, por proteger al ADN contra la ruptura de sus hilos y por prevenir la mutagénesis’'.

Agrega que, científicamente, “examinamos la actividad destructiva de células cancerígenas del cerebro de un medicamento homeopático, en este caso, utilizamos distintas concentraciones de ruda en combinación con CO3(PO4)2 para el tratamiento in vitro del cáncer de cerebro humano y de las células de leucemia HL-60, de las células normales de linfocitos B y de las células de melanoma murino (...) Encontramos que la ruda y el fosfato cálcico pueden prevenir la reaparición de tumores cerebrales”.