vida moderna

Salvado de avena: así se puede consumir para bajar el colesterol elevado

5 a 10 gramos de fibra soluble al día disminuyen el colesterol LDL.


Varios especialistas recomiendan el consumo de avena para el colesterol, pues este cereal contiene fibra soluble que reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo.

Entre su contenido nutritivo también destacan proteínas, vitaminas, grasas no saturadas, fibra y minerales. Además, contiene potasio, sodio, hierro, magnesio, calcio, zinc, cobre, fósforo y vitaminas B1, B2, B3, B6 y E, según el portal Mejor con Salud.

El magazín el Mundo Deportivo, en su sección de bienestar y salud, señala que además de la fibra, tiene un efecto saciante lo que hace que las personas tengan menos ansiedad por comer, lo que en muchos casos, lleva a ingerir demasiadas calorías que harían subir el colesterol en el organismo.

Batido - avena
Este cereal contiene fibra soluble, que reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), el colesterol “malo". - Foto: Getty Images/iStockphoto

Este tipo de fibra puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. De 5 a 10 gramos (incluso más) de fibra soluble al día disminuyen el colesterol LDL. Una porción de cereal de desayuno con avena o salvado de avena proporciona de 3 a 4 gramos de fibra, según el portal especializado en salud Mayo Clinic.

Licuado de avena manzana y almendras

Ingredientes:

  • Una taza de avena.
  • Una manzana verde cortada en cubos.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharada de semillas de linaza molidas.

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes en la licuadora y batir por dos minutos máximo, hasta que el líquido quede bastante cremoso.
  • Tomar preferiblemente en las mañanas y antes de ir al trabajo.
  • Este licuado generará una gran sensación de saciedad.

Avena con pera

Las peras pueden tener propiedades que potencien los efectos de la avena.

Ingredientes

  • Una pera.
  • 100 g de avena de cocción rápida.
  • Un vaso de agua.
  • 20 g de miel (opcional).

Preparación

  • Poner a hervir el vaso de agua junto con la avena para cocerla.
  • Añadir la miel para darle un sabor más dulce (opcional).
  • Limpiar la pera y cortar en trocitos pequeños, tampoco hace falta que se pele.
  • Poner la avena en un bol y añadir los trocitos de pera.

Avena con ciruelas

Ingredientes

  • 100 g de avena de cocción rápida.
  • Dos ciruelas.
  • Tres nueces.
  • Un vaso de agua.

Preparación

  • Poner a hervir el vaso de agua junto con la avena para cocerla.
  • Preparar las ciruelas: pelarlas y quitarles el hueso.
  • Trocear las nueces y reservarlas para después.

Avena, manzana y canela

Ingredientes

  • 100 g de avena de cocción rápida.
  • Una manzana verde.
  • Un vaso de agua (200 ml).
  • Un poco de canela en polvo.

Preparación

  • Lavar y cortar la manzana en trocitos pequeños.
  • No hace falta pelarla, ya que es precisamente en la piel donde están muchos de sus beneficios para ayudar a reducir el colesterol.
  • Hervir el vaso de agua junto con la avena, para que se produzca la cocción.
  • Al cabo de 10 minutos, añadir los trocitos de manzana, permitiendo que se cocine a lo largo de 20 minutos.
  • Cuando la manzana ya está blandita, apagar el fuego.
  • Pasar todo el contenido por la batidora para obtener un licuado homogéneo.
  • A la hora de beberlo, espolvorear con un poquito de canela por encima.
  • Esta receta es ideal para consumirla al desayuno.

Estas tres frutas, manzanas, peras y ciruelas, además de las almendras, son las mejores aliadas para combatir el colesterol. También se pueden utilizar fresas, arándanos, kiwis o uvas para las combinaciones según el gusto de cada persona.

Recomendación: se debe consultar con el médico especialista antes de consumir cualquiera de estas recetas ya que cada organismo es distinto. Cabe resaltar que para tratar de reducir los niveles de colesterol se debe hacer ejercicio y llevar una dieta saludable. Las propiedades de la avena son simplemente un aliado más para mejorar la salud.