Tendencias
Piel de la cara
¡Tome nota! Así podrá eliminar las manchas de la piel con bicarbonato de sodio. - Foto: Referencia Pexels

vida moderna

¡Tome nota! Así podrá eliminar las manchas de la piel con bicarbonato de sodio

Es importante hacer uso limitado de este compuesto para evitar problemas como una posible deshidratación. Vea también las advertencias y contraindicaciones.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido de color blanco que funciona como antiácido y contra las agruras o la indigestión, pero también es conocido por su poder limpiador. Adicionalmente, posee un efecto alcalinizador que ayuda a controlar la grasa de la piel, pues equilibra los niveles de pH en la dermis y así evita que se produzcan más aceites de los necesarios, los cuales podrían tapar los poros.

En cuanto a su efecto limpiador, el bicarbonato de sodio funciona como un antiséptico que evita infecciones en brotes o pequeñas heridas. Además, ayuda a reducir la inflamación en la piel.

Para eliminar las células muertas de la piel, se recomienda formar una pasta exfoliante con una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio y agua tibia, para luego aplicarla masajeando suavemente y finalmente enjuagar. Es importante aplicar una loción o crema hidratante inmediatamente después de este proceso para evitar resecamiento y no repetirlo más de dos veces por semana.

En el caso de los granos, pueden eliminarse con una mezcla de bicarbonato de sodio con agua y gotas de limón. El modo de aplicación es como si fuera una mascarilla, frotando suavemente y finalmente enjuagando.

Los expertos advierten que el uso de bicarbonato de sodio, en productos que lo contengan como ingrediente activo o en mascarillas con una pequeña cantidad de este compuesto, solo es recomendable en piel que sea grasa y que no sea sensible o muy seca, porque en ese caso podría disminuir la humectación natural del cutis.

Además, en caso de descubrir algo fuera de lo común o sentir la piel reseca tras el uso del bicarbonato de sodio, se recomienda acudir a un dermatólogo.

Cinco usos de bicarbonato de sodio en la piel

  1. Exfoliante. Gracias a su textura y composición, el bicarbonato de sodio puede usarse como exfoliante natural para eliminar las células muertas que pueden quedar adheridas a la piel. Además de agua y pequeñas cantidades de este compuesto, puede agregarse aguacate y yogur a la mezcla.
  2. Desodorante. Una combinación, siempre en pequeñas cantidades, de bicarbonato de sodio con aceite de bebé o de almendras y que tenga consistencia pastosa funciona como un potente neutralizador que combate los malos olores de la transpiración.
  3. Blanqueador. Mezclado con un poco de agua en una pasta para masajear suavemente zonas de la piel de 30 segundos a un minuto, el bicarbonato de sodio funciona como blanqueador natural para zonas como las axilas o los codos y rodillas. Luego de su aplicación, es importante enjuagar con abundante agua.
  4. Suavizante. El bicarbonato de sodio combinado con un poco de miel puede suavizar las manos, especialmente cuando tienen mucho contacto con productos químicos u otras sustancias que puedan resecarlas dejando células muertas en la piel.
  5. Para el acné. Una mezcla pastosa de un poco de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y limón aplicada directamente sobre algún grano en la piel puede combatirlo. Es recomendable hacer el proceso durante las noches para evitar la exposición al sol del limón y prevenir posibles manchas en la piel.

Advertencias a tener en cuenta al usar bicarbonato de sodio en la piel

  1. El bicarbonato es un químico que neutraliza el ácido y eso puede ocurrir con la piel, más si se usa con frecuencia. Podría eliminar la capa protectora de aceite de la piel, alterar el pH y las bacterias naturales que hay en esta para prevenir las infecciones como el acné.
  2. El bicarbonato puede irritar la piel, pues muchas personas no saben que son alérgicas a este químico y no lo descubren hasta que aplican la mezcla en la piel.
  3. El uso excesivo del bicarbonato como exfoliante puede causar enrojecimiento, sequedad en la piel, brotes y ardor. Por tal razón, la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda esperar varios días entre cada exfoliación para que esto no suceda.