vida moderna

Bicarbonato de sodio: ¿se puede utilizar para la piel?

Este compuesto también es utilizado popularmente como desodorante, para blanquear las axilas y eliminar el mal aliento. No obstante, hay que tener precaución con su uso.


El bicarbonato es una sustancia que se usa día a día con diferentes fines: está presente en la pasta de dientes, sirve como un desodorante natural o para eliminar manchas en la ropa, entre otras. Asimismo, según un artículo publicado en Clinical Pediatrics, el bicarbonato en cantidades mínimas y disuelto en agua, puede ayudar a reducir problemas relacionados con acidez gástrica o renal.

Sin embargo, estos no son los únicos usos populares. La doctora en química por la University College of Dublin, Laura González Islas, en conversación con Vogue, explicó que el bicarbonato también sirve como un exfoliante facial y corporal. Según ella, al combinar de 2 a 7 cucharadas de bicarbonato con agua y frotar la mezcla en el rostro, codos, rodillas o pies, con movimientos circulares, para luego retirar la mezcla con agua fría, ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

La misma publicación afirma que mezclar dos cucharas de bicarbonato con dos limones y una cucharada de miel será ideal para minimizar las manchas del rostro, ya que los ingredientes contienen propiedades exfoliantes, antibacterianas y restauradoras. La mascarilla se debería aplicar en las noches por 15 minutos y se debe tener precaución, debido a que el limón podría causar más manchas en la piel si entra en contacto con la luz.

Otro uso que tiene el bicarbonato, según las recomendaciones de esa publicación, es que ayuda a eliminar los puntos negros de la piel: para hacerlo solo se deben mezclar 3 cucharadas de bicarbonato con 4 cucharadas de leche hasta que se genere una pasta, la cual se debe aplicar en el rostro por dos minutos, para luego enjuagar con agua fría. Asimismo, el bicarbonato también es utilizado para blanquear las axilas y solo se debe aplicar en la zona tres veces por semana y cinco minutos para obtener un blanqueamiento de las axilas.

No obstante, el uso del bicarbonato no está exento de riesgos. Aunque se reconocen los efectos exfoliantes de este compuesto, publicaciones médicas como Healthline recomiendan evitar totalmente su uso en la piel por tres razones principales:

1. El bicarbonato es un químico que neutraliza el ácido y eso puede ocurrir con la piel, más si se usa con frecuencia, ya que podría eliminar la capa protectora de aceite de la piel, alterar el pH y las bacterias naturales que hay en esta para prevenir las infecciones como el acné.

2. Además, el bicarbonato puede irritar la piel, pues muchas personas no saben que son alérgicas a este químico y no lo descubren hasta que aplican la mezcla en la piel.

3. Asimismo, el uso excesivo del bicarbonato como exfoliante puede enrojecimiento, sequedad en la piel, brotes y ardor. Por tal razón, la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda que hay que esperar varios días entre cada exfoliación para que esto no suceda.

Otros usos

Por otro lado, el bicarbonato también es utilizado para blanquear los dientes, pero esto podría desgastar el esmalte de los dientes luego de un periodo prolongado de su uso. Por tal razón, la recomendación es después de lavar los dientes, aplicar el bicarbonato en el cepillo de dientes y volver a lavar, pero esto se debe realizar esporádicamente, máximo una vez al mes.

También se cree que se puede utilizar el bicarbonato de sodio para disminuir el mal aliento. La recomendación es diluir un poco de bicarbonato en agua, mojar el cepillo dental y lavarse la boca y lengua, pero sin incluir los dientes.