Tendencias
Shot of a young woman experiencing stomach pain while lying on the sofa at home
Las personas pueden sufrir distintas afecciones estomacales, algunas son pasajeras y provocan un simple malestar general, mientras que otras desencadenan serias consecuencias para el organismo. - Foto: Getty Images

salud

Úlcera gástrica: los alimentos que se deben evitar si la padece

Una mala alimentación podría empeorar los síntomas de la gastritis.

A lo largo de su vida, las personas sufren distintas afecciones estomacales, las cuales pueden ser pasajeras y provocar un simple malestar general, mientras otras producen serias consecuencias para el organismo.

De acuerdo con la definición de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, las úlceras gástricas, también conocidas como úlcera péptica, es una llaga que se forma en la mucosa que reviste el estómago o el duodeno. Esta condición se puede presentar por diversas razones, pero se caracteriza por el daño que provocan los ácidos que ayudan a la digestión sobre las paredes del estómago o el duodeno.

Entre las causas que tienden a originar esta molestia, se encuentra la bacteria Helicobacter pylori, la cual genera una infección en el sistema digestivo. Asimismo, esta afección puede presentarse por el uso continúo de algunos medicamentos, tales como la aspirina y el ibuprofeno.

Según explican los especialistas, es fundamental identificar las úlceras gástricas a tiempo, para poder tratarlas adecuadamente y prevenir complicaciones más graves en el futuro.

Por ello, es necesario prestar atención a ciertos síntomas que pueden alertar de la presencia de una úlcera gástrica en el cuerpo. De acuerdo con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas Renales (Niddk, por sus siglas en inglés), la sintomatología más común de esta condición incluye un dolor sordo o ardor en el estómago.

Generalmente, explica el Niddk, este dolor suele empeorar entre comidas o durante la noche, cuando el estómago está vacío. Asimismo, parece aliviarse durante un breve tiempo al tomar antiácidos o comer algún alimento. Esta molestia tiende a ser persistente, puede durar desde minutos hasta horas, inclusive desaparecer y volver tras unos días, semanas o meses.

Otros síntomas menos frecuentes son:

  • Distensión abdominal
  • Eructos
  • Sensación de malestar estomacal
  • Inapetencia
  • Vómito
  • Pérdida de peso

De presentar otras molestias como debilidad, cansancio, dificultad para respirar, vómito o heces con sangre, así como dolores de estómago repentinos y agudos, es necesario acudir al médico de manera prioritaria, debido a que estos pueden ser signos de alerta de que la úlcera gástrica ha provocado más daños en el cuerpo.

También le puede interesar:

¿Cómo la alimentación puede influir en el tratamiento de las úlceras gástricas?

Los profesionales de la salud han sido claros en que la alimentación balanceada es fundamental para que el organismo esté en las condiciones adecuadas, principalmente porque es a partir de los alimentos que el cuerpo obtiene la energía, pero también por su contenido nutricional.

En este sentido, ante circunstancias particulares de salud, ajustar las dietas resulta crucial para mantener el bienestar del organismo y prevenir que algunas afecciones se agraven, como en el caso de las úlceras gástricas.

Según señala el portal sobre medicamentos Drugs.com, ciertos alimentos ácidos, picantes o altos en grasa pueden incrementar las molestias asociadas a esta condición, por lo que se aconseja evitarlos. Igualmente, indican, que los pacientes de gastritis y úlceras gástricas deberían reducir o restringir el consumo de los siguientes productos:

Bebidas:

Leche entera y leche chocolatada

Chocolate caliente y refrescos de cola

Cualquier bebida con cafeína

Café regular y descafeinado

Té de hierbabuena y menta verde

Té verde o negro, regular o descafeinado

Jugos de naranja y toronja -Bebidas alcohólicas

Especias y condimentos:

Pimienta negra y roja

Polvo de chile

Semilla de mostaza y nuez moscada

Otros alimentos:

Alimentos lácteos hechos de leche entera o crema.

Chocolate.

Quesos picantes o de sabor fuerte, como de jalapeño o pimienta negra.

Carne con alto contenido de grasa y muy condimentada, como el chorizo, salchichón, tocino, jamón y embutidos.

Chiles picantes.

Productos derivados del tomate, como pasta de tomate, salsa o jugo del mismo.

En su lugar, se recomienda incluir en la dieta otros alimentos más saludables, como las frutas, verduras, granos enteros y productos lácteos descremados o bajos en grasa. Además, se aconseja optar por la carne magra, aves de corral, pescado, frijoles, huevos y frutos secos.

También es importante, explican desde Drugs.com, estar atentos a la hora y cantidad en que se come. Es decir, es preferible terminar de comer por lo menos dos horas antes de dormir y reducir la cantidad de comida de los platos.