salud

Visión borrosa: los masajes que se pueden practicar para mejorar la vista

Una dieta saludable y adecuada, hacer ejercicio con regularidad, usar gafas protectoras y practicar ejercicios visuales, ayudan a prevenir esta afección ocular.


Los ojos son uno de los órganos más importantes del cuerpo, porque es el sentido que permite comprender el mundo que lo rodea y desenvolverse en él. Sin embargo, este órgano se va deteriorando con el paso de los años, debido a la mala higiene visual que muchas veces se tiene.

Entre las afecciones que afectan con mayor regularidad los ojos está la visión borrosa, que se trata de la pérdida de la agudeza visual. Entre sus principales causas están los errores de refracción como la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Esta afección puede afectar ambos ojos, pero algunas personas experimentan visión borrosa solamente en uno de ellos.

De este modo, es fundamental cuidar los ojos para prevenir enfermedades como las mencionadas. Es por ello que Medline Plus aconseja llevar una dieta saludable y adecuada, hacer ejercicio con regularidad, usar gafas protectoras, hacer ejercicios visuales, evitar fumar, mantener un peso saludable y conocer a detalle la historia cínica familiar, ya que algunas enfermedades oculares son hereditarias.

Ejercicios para mejorar y proteger la vista

Hasta el momento no existen ejércitos o masajes para la vista que sean capaces de corregir en su totalidad alguna anomalía visual; no obstante, hay algunos que pueden llegar a prevenir o aliviar los problemas menores, como la fatiga visual o el ojo seco. La Clínica Baviera, especialista es salud ocular, da a conocer algunos ejercicios prácticos:

  • Parpadear constantemente: Consiste en cerrar los ojos, manteniendo una postura relajada y luego desplegar suavemente el párpado superior y volver a cerrarlo. Este ejercicio se debe repetir entre 5 a 10 veces. Expertos aconsejan parpadear de manera rápida, especialmente cuando se está en frente de un ordenador para que la vista descanse.
  • Palmeo de los ojos: Por lo general, este ejercicio se hace sentado y consiste en tapar los ojos con la palma de las manos, sin presionarlos. Al cerrar los ojos, se debe respirar profundamente e imaginar que son sus propios ojos los que están respirando. Este tipo de ejercicio no solo le servirá para relajar la vista, sino también el resto del cuerpo y la mente.
Una dieta saludable y adecuada, hacer ejercicio con regularidad, usar gafas protectoras y practicar ejercicios visuales, ayudan a prevenir la visión borrosa. (Foto: Thinkstock)
Una dieta saludable y adecuada, hacer ejercicio con regularidad, usar gafas protectoras y practicar ejercicios visuales, ayudan a prevenir la visión borrosa. (Foto: Thinkstock) - Foto:
  • Cambio de mirada: Consiste en tener los ojos abiertos y dirigir la mirada hacia arriba y abajo, derecha e izquierda y hacer la forma de un círculo. Este ejercicio se debe repetir también con los ojos cerrados.
  • Masaje en los ojos: Se debe cerrar los ojos y darles un leve masaje suave con las yemas de los dedos durante dos o tres segundos. Intente presionar muy suavemente los párpados superiores. Este masaje es recomendable repetirlo cinco veces, para que notar una máxima relajación visual.
  • Ejercicios de enfoque: La idea es enfocar un objeto distante durante algunos segundos para luego reenfocar la vista en un objeto cercano, algo que esté a menos de 30 centímetros. Debe continuar el ejercicio manteniendo el enfoque en el objeto cercano unos cuantos segundos y volver a enfocar el objeto lejano. Repita esta operación unas 20 veces.
  • Adaptar las distancias: Se trata de fijar la vista en un objeto que se encuentra a una distancia determinada y, al mismo tiempo, tratar de ver todo lo que hay alrededor. Este es un bien ejercicios para acostumbrarnos a ver cosas que se encuentran en distancias larga de una forma muy natural, sin forzar el enfoque.

Estos ejercicios visuales resultan de gran ayuda para descansar y relajar no solo los ojos, sino también los músculos situados alrededor de los órganos sensoriales. Así mismo, previenen o minimizan los efectos de la temida fatiga visual, que es una molestia provocada por el abuso de pantallas de ordenadores y celulares.

A su vez, los masajes visuales sirven para aliviar algunas molestias propias del ojo seco, reducen la ansiedad y el estrés y mejoran la movilidad ocular.