vida moderna

Cáscara de huevo: ¿cómo utilizarla para reducir el dolor articular?

La membrana de la cáscara de huevo tiene diversas propiedades que ayudan a minimizar los dolores generados por enfermedades como las artritis o la artrosis. También es ideal para deportistas.


Las enfermedades reumáticas y los dolores articulares aparecen con el paso de los años y comienzan a pasarle factura a muchas personas en el mundo. Estas molestias también pueden padecerlas los deportistas.

Los cambios de temperatura y el clima inciden en algunas ocasiones. Dos de las enfermedades que más se resienten con los cambios en el ambiente son la artritis y la artrosis, las cuales son crónicas y degenerativas y se caracterizan por producir dolor. La osteoporosis es otra de las molestias reumatoides más importantes. Una de las formas de minimizar esta situación es fortalecer los huesos.

Es claro que las articulaciones requieren de nutrientes específicos para mantener su salud, ya que son muy comunes los procesos inflamatorios sobre ellas, tanto por lesiones físicas como porque pueden existir enfermedades de base. Mejorar la calidad de vida de las personas que tienen estos padecimientos y evitar lesiones articulares relacionadas con la degeneración del cartílago han sido objeto de estudio en los últimos años.

En los deportistas es habitual que las articulaciones sean una de las partes del cuerpo más castigadas, sufriendo de inflamación y dolor, desgaste articular, problemas en tendones y ligamentos.

La membrana del huevo, que es la tirilla casi transparente que se queda agarrada a la cáscara cuando se rompe un huevo ha obtenido resultados positivos en investigaciones universitarias. Es rica en ácido hialurónico, queratina, glucosamina y sobre todo en colágeno.

Artritis
Artritis - Foto: Getty Images

Sus propiedades la hacen ideal, por ejemplo, para reducir la inflamación y prevenir la aparición de procesos degenerativos como la artritis y la artrosis. No es aconsejable consumirla una vez se rompe el huevo, pues puede estar contaminada y generar afectaciones al organismo. Hay productos y suplementos elaborados a partir de este material que pueden ser ingeridos, preferiblemente en la mañana.

Beneficios

Dado que el dolor en muchas oportunidades está relacionado con la inflamación, reducirla ayuda a mitigar los impactos. También se ha apreciado una mejoría general en los ligamentos, los tendones y los huesos.

Otra de sus bondades es que aporta colágeno. La membrana de cáscara de huevo contiene más de un 40 % de colágeno, y éste es muy parecido al que genera el cuerpo. Con la toma de suplementos se puede frenar la disminución de colágeno en el organismo, que es algo normal con la edad y cuyos síntomas se pueden apreciar en piel, cabello, uñas y sobre todo en nuestras articulaciones.

El colágeno es un aliado clave de las articulaciones. Es la proteína más abundante en el cuerpo humano y ayuda a mantener las articulaciones jóvenes, resistentes, lubricadas y flexibles. Son muchos los productos que ayudan a estimular la generación de colágeno, pero uno de ellos es la membrana de cáscara de huevo.

El Departamento de Salud de la Universidad de Navarra, en España, realizó un estudio con grupos de personas que practicaban deportes como el running, fitness o crossfit y que tenían algún dolor articular de tipo crónico. Los resultados mostraron una disminución del dolor y un incremento en la funcionalidad de las articulaciones lesionadas que rondaba el 40 %.

La artritis es uno de los padecimientos que más genera dolor.
La artritis es uno de los padecimientos que más genera dolor. - Foto: © B. BOISSONNET / BSIP/BSIP/Corbis

De acuerdo con un artículo publicado por la agencia Europa Press, la membrana pura de huevo es un ingrediente muy completo que se obtiene a partir de la cáscara de este producto. “Mediante un proceso patentado y sostenible, simplemente a base de agua y procesos físicos, se consigue separar las diferentes membranas de la cáscara de huevo. La sinergia de sus múltiples componentes fortalece las articulaciones, reduce el dolor, disminuye las lesiones articulares, ayuda a la flexibilidad y favorece la activación y modulación del sistema inmunológico”, indica la publicación.

Adicionalmente, este componente actúa a nivel dermatológico mejorando el estado de la piel, el cabello y las uñas.

Una investigación publicada en Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism indica que el consumo diario de 300 miligramos de productos como ovomet, reduce el dolor y la rigidez y mejora la funcionalidad de las articulaciones en personas con artrosis diagnosticada de cadera o rodilla. Los resultados pueden darse entre 7 y 10 días.

La membrana de huevo consumida como complemento alimenticio puede ayudar a mejorar la movilidad de los pacientes con artrosis, o artritis gracias a una elevada capacidad antiinflamatoria, calmante del dolor y un gran poder para regenerar cartílagos.