vida moderna

¿Cómo quitar las manchas amarillas de los colchones con bicarbonato de sodio?

Hay dos recetas sencillas que ayudan con este propósito.


El bicarbonato de sodio se obtiene al combinar moléculas de carbono, sodio, hidrógeno y oxígeno, cuya fórmula es NaHCO3 y también es conocido como bicarbonato de soda, sal de vichy, hidrógeno carbonato de sodio y carbonato ácido de soda. Es de color blanco y textura cristalina, proveniente de un mineral conocido como natrón.

Este compuesto es soluble al ser mezclado con agua, produciendo una reacción que libera dióxido de carbono, lo que lo convierte en un ingrediente bastante efectivo para neutralizar ácidos. Por eso es utilizado para la preparación de alimentos, combatir la acidez e incluso como exfoliante para la piel, para tapar las canas y otro sinnúmero de usos en la industria cosmética.

A la par de estos usos, el bicarbonato de sodio también es un ingrediente común entre los productos que sirven para la limpieza del hogar, detergentes y desengrasantes. “En los productos de limpieza, el bicarbonato de sodio reacciona con vinagre para crear una solución que ayuda a destapar cañerías o eliminar la suciedad en hornos. Su ligera abrasión es extremadamente eficiente para remover residuos quemados o grasa”, explica ChemicalSafetyFacts.org.

Bicarbonato de sodio ¿cuáles son los principales beneficios y contraindicaciones de consumirlo?
El bicarbonato de sodio también es un ingrediente común entre los productos que sirven para la limpieza del hogar. - Foto: Getty Images/iStockphoto

De acuerdo con la organización, las propiedades químicas del bicarbonato de sodio también ayudan a mejorar la eficiencia del jabón para la ropa al aumentar el nivel de pH en el agua, por lo que, en ese sentido, ayuda a repeler la suciedad en las fibras, dando como resultado un lavado más fresco.

Uno de los artículos del hogar que más suciedad logra acumular y cuya limpieza tiende a ser más difícil es el colchón. Si bien entre las medidas oportunas que se deben tomar a la hora de comprar un colchón es cubrirlo con un protector, no todas las personas lo hacen, por lo que queda expuesto a que se derramen cosas como orines y otros líquidos cuya limpieza es todo un reto.

Sumado a lo anterior, los colchones que llevan largos periodos de tiempo en los hogares empiezan a tomar colores amarillentos, siendo un foco de humedad y de otras partículas que pueden afectar a la salud, he ahí la importancia de su cuidado.

El bicarbonato de sodio es un elemento que puede ayuda a la limpieza de los colchones, hay dos recetas caseras que se pueden poner en práctica con este propósito.

Para preparar la primera receta se necesitan los siguientes elementos: una taza de agua oxigenada, tres cucharadas de bicarbonato de sodio y una cucharada de jabón líquido. Para proceder con la preparación, se debe tomar un recipiente de plástico, en el cual se deberán verter todos los ingredientes que deben ser revueltos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Bicarbonato y limón.
Las propiedades químicas del bicarbonato de sodio también ayudan a mejorar la eficiencia del jabón para la ropa al aumentar el nivel de pH en el agua. - Foto: Getty Images

Surtido el proceso en mención, se debe verter la mezcla en un frasco –también de plástico– que tenga atomizador, para esparcir el líquido sobre las manchas amarillas en cantidades moderadas. Hecho esto, se debe dejar reposar la mezcla por lo menos durante una hora para que haga efecto y los ingredientes actúen sobre las manchas.

Para finalizar, se debe cubrir la zona donde se esparció el producto con bicarbonato de sodio, y se deja actuar entre ocho y diez horas. Cumplido el tiempo en mención, se debe aspirar el lugar. Es de recordar que este proceso se puede repetir si el olor no ha desaparecido.

El segundo método que sirve para quitar las manchas amarillas del colchón es un poco más sencillo que el anterior. Para su preparación solo se necesitan una taza de vinagre blanco y otra de agua. Se deben mezclar los dos ingredientes en un tazón, preparación que luego deberá ser vertida en un frasco con atomizador.

Cuando se haya cumplido este proceso, se debe atomizar la zona afectada por manchas amarillas del colchón y dejar actuar la mezcla durante, por lo menos, cinco a diez minutos, para después frotarlo con un paño. Surtido este proceso, se debe agregar una pizca de bicarbonato de sodio sobre el lugar y proceder a aspirar el colchón.