Tendencias

Home

Salud

Artículo

Getty images
Niña, comida, galletas Obesidad - Foto: Getty Images

salud

Estos son los alimentos cuyo consumo debería evitar por riesgo de cáncer

Algunos alimentos se pueden evitar para prevenir enfermedades.

La alimentación es la base fundamental para llevar una estabilidad sana tanto a nivel físico como emocional. A lo largo de los años se ha comprobado que una buena alimentación puede generar un nivel de vida más agradable y con menos dolencias físicas. Por esta razón, la alimentación saludable en Colombia cada día cobra más importancia y consciencia frente al tema.

Corazón, salud cardiovascular, enfermedad cardiaca, enfermedad cardiovascular, colesterol, triglicéridos, comida saludable, vida sana, alimentos, frutas, verduras.
Corazón, salud cardiovascular, enfermedad cardiaca, enfermedad cardiovascular, colesterol, triglicéridos, comida saludable, vida sana, alimentos, frutas, verduras. - Foto: Getty Images

Las cifras

Un estudio hecho por el barómetro Edenred FOOD, en una de las acciones que se realizan en el marco del programa FOOD ( Fighting Obesity through Offer and Demand, proyecto que tiene como objetivo principal fomentar la alimentación saludable), confirmó con casi el 78 % de los encuestados que la crisis actual los ha hecho ser más conscientes de su salud y de aprender a llevar una dieta más saludable. Igualmente, el estudio reveló que Colombia es el país en el que más se expuso la necesidad de consumo saludable superando países como Perú con 90 %, Brasil con 90 % y España con el 89 %.

Por otro lado, las cifras de la consultoría Nielsen destacan que el 40 % de los hogares en América Latina consume más porciones de alimentos saludables y el 58 % pagaría un valor más alto por productos orgánicos.

Algunos químicos y productos convencionales hacen que los alimentos de consumo diario se vean obstruidos por sus componentes, por eso es fundamental saber su origen y contenido tanto de glucosa como de otras sustancias que puedan alterar la salud.

Por este motivo, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) realizó un robusto estudio y encontró que hasta un 98 % de todos los productos convencionales, y particularmente los que se encuentran en su lista de frutas, están contaminados con pesticidas que causan cáncer.

Además, un estudio publicado en la revista Cancer Epidemiology encontró que el consumo regular de carbohidratos refinados se relacionó con un aumento del 220% del cáncer de mama entre las mujeres.

Prevenir el cáncer

Sin duda, uno de los dichos más concurrentes en el mundo es que “todo causa cáncer”, afirmación que se ha convertido en una exageración popular y que varias personas utilizan como excusa para justificar sus estrictas dietas o, por el contrario, su mala alimentación.

Para ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, el portal Natural News afirmó, que se ha demostrado científicamente que una gran cantidad de alimentos pueden llegar a aumentan sustancialmente el riesgo de padecer cáncer. Aquí, algunos de los alimentos que se pueden evitar:

1. Carnes procesadas: los productos de base cárnica como carnes frías, tocino, mortadelas, salchichas y derivados, contienen conservantes químicos que generalmente los hacen parecer muy frescos y atractivos, sin embargo, son uno de los alimentos más perjudiciales que pueden causar esta enfermedad. Científicamente tanto el nitrito como el nitrato de sodio se han relacionado con un aumento muy alto del riesgo de cáncer de colon y otros tipos de cáncer grave. Por esto, es fundamental elegir productos orgánicos preferiblemente alimentados con pasto o carne curada sin nitratos.

2. Organismos genéticamente modificados (GMO) se ha demostrado que tanto los GMO como los productos químicos utilizados para su cultivo provocan tumores en el organismo. Pero no se puede evitar que en la mayoría de alimentos, los transgénicos están presentes, incluso, en la mayoría de los derivados de alimentos a base de soya, maíz o canola. Esto también se puede evitar consumiendo alimentos orgánicos verificados sin la necesidad de utilizar la biotecnología.

3. La harina blanca refinada: este alimento está constantemente presente como un ingrediente común en los alimentos procesados, sin embargo, su exceso de hidratos de carbono es fatal para cualquier tipo de cuerpo. Además, se ha demostrado en varias ocasiones que los alimentos con un alto índice glucémico, aumentan de manera rápida los niveles de azúcar en la sangre, alimentando así el crecimiento de las células cancerosas.

4. Manzanas convencionales, uvas y derivados: normalmente este tipo de frutas están llenas de pesticidas, al menos que sean orgánicas o verificadas de estar libre de esto. Los pesticidas son uno de los factores que más causan cáncer en las personas. Por esta razón, hay que asegurarse de prevenir el consumo de frutas que tengan este elemento contaminante.

5. Palomitas de maíz para microondas: este alimento de fácil preparación y aclamado por los jóvenes puede perjudicar la salud en un gran porcentaje. Las crispetas para preparar en microondas contienen productos químicos que se conectan con diversos tipos de cáncer y en varios casos a una probable infertilidad. Así mismo, el componente para darle sabor artificial, el diacetilo, está vinculado a enfermedades pulmonares.

6. Bebidas refrescantes: se ha demostrado que las bebidas refrescantes contienen un alto nivel de azúcar, productos químicos y colorantes, lo que hace que el cuerpo alimente automáticamente las células cancerígenas.

7. Los alimentos y bebidas dietéticas: la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria encontró que el aspartamo, uno de los edulcorantes artificiales más comunes, causa una serie de enfermedades, incluyendo defectos congénitos y cáncer.

8. Aceites hidrogenados: los aceites hidrogenados alteran la flexibilidad de las membranas celulares en cualquier tipo de organismo, lo que puede encaminar a una serie de enfermedades crónicas.

9. Azúcares refinados: tienden a incrementar los niveles de insulina y alimentan el crecimiento de células cancerosas. Por eso, los edulcorantes como el jarabe de maíz de alta fructosa son muy perjudiciales, ya que se ha demostrado que ayudan a metabolizar y proliferar a las células cancerígenas. Uno de los claros ejemplos, son las galletas, los pasteles, jugos, salsas, cereales, entre otros.

10. Salmón de cultivo: según las investigaciones del doctor David Carpenter, director del Instituto para la Salud y el Medio Ambiente de la Universidad de Albany, EE.UU, el salmón cultivado no solo carece de vitamina D, sino que a menudo está contaminado con productos cancerígenos, retardantes, pesticidas y antibióticos.