Home

Salud

Artículo

Desde la FCV se hace un llamado a la solidaridad para evitar que el contagio del virus siga afectando a más familias.
Se confirma el primer caso de hongo negro en Venezuela. - Foto: UCI en FCV Santander

salud

Se confirma el primer caso de hongo negro en Venezuela

Autoridades sanitarias lanzan una alerta tras la detección de este caso en medio de los contagios con coronavirus.

América Latina no ha escapado a la aparición del hongo negro, una enfermedad mortal que ennegrece los tejidos y que ha sido asociada a personas que tuvieron covid-19, tras la detección de casos en Bolivia, Uruguay, Guatemala, Brasil, Chile y ahora Venezuela.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, se reportó el primer caso de hongo negro en Venezuela, en una paciente de 50 años de edad que permanece en una Unidad de Cuidados Intensivos en el estado de Mérida, ubicada al norte de la Cordillera de los Andes.

Se trata de establecer si en esa región existen otros pacientes que presenten dicha enfermedad, la cual tiene una tasa de mortalidad entre el 40 al 80 % dependiendo de las condiciones médicas de cada persona.

El gobernador de Mérida, Ramón Guevara, fue el encargado de confirmar este caso de contagio con hongo negro, tras cuestionar los avances en la vacunación contra la covid-19 en su región y criticar que para lograr una dosis se deba pertenecer o registrarse en bases de datos oficiales del régimen de Maduro.

El mandatario regional señaló que la paciente en observación está ingresada en una unidad de cuidados intensivos (UCI), pero no informó sobre su actual su estado de salud.

Los primeros casos de contagio con el hongo negro fueron registrados en la India, tras presentarse un considerable aumento de pacientes que padecen o se han recuperado del covid-19 quienes contrajeron la mucormicosis, una infección micótica (por hongos) extraña y mortal.

También conocido entre los expertos indios como “hongo negro”, la mucormicosis suele ser más grave en pacientes cuyo sistema inmunológico se encuentra debilitado por una o varias infecciones. Ante el incremento significativo de casos, el ministerio de Salud del país asiático publicó y distribuyó una circular con información sobre cómo tratar la infección.

“Los casos de infecciones por mucormicosis en pacientes con covid-19 tras su recuperación son casi cuatro o cinco veces más numerosos que los detectados antes de la pandemia”, señaló Atul Patel, especialista en enfermedades infecciosas con base en Ahmedabad, miembro del grupo de trabajo covid-19 del estado.

¿Cómo se produce el “hongo negro”?

La mucormicosis es una extraña infección micótica que afecta los senos paranasales, el cerebro o los pulmones, por lo general, en personas que tienen un sistema inmunológico debilitado. Esta se transmite a través de diferentes tipos de hongos, en el suelo, en el aire y suele encontrarse en alimentos en descomposición.

Las personas con VIH, con desnutrición, o cáncer, entre otros factores, tienen mayores probabilidades de morir a causa de este “hongo negro”. Según los médicos, su mortalidad general es de un 50%.

“La mucormicosis, si no se trata, puede ser mortal”, advirtió el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), agencia científica encargada de brindar las respuestas gubernamentales, en una serie de indicaciones sobre su tratamiento subida a la red Twitter.

Los pacientes con covid-19 más sensibles a contraer esta infección por hongos incluyen a aquellos con diabetes no controlada, los que utilizaron esteroides de forma prolongada durante su tratamiento contra el coronavirus, así como los que estuvieron por mucho tiempo en las unidades de cuidados intensivos, añadió el ICMR.

Covid 19 coronavirus
América Latina no ha escapado a la aparición del hongo negro, una enfermedad mortal que ennegrece los tejidos y que ha sido asociada a personas que tuvieron covid-19. UCI HOSPITAL DEL TUNAL PACIENTES CON COVID-19 SON ATENDIDOS EN LA SALA DE CUIDADOS INTENSIVOS DEL HOSPITAL EL TUNAL EN LA CIUDAD DE BOGOTA COVID 19 CORONAVIRUS 25 DE JUNIO 2020 FOTO: ESTEBAN VEGA LA-ROTTA REVISTA SEMANA - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

Esteroides

Antes de la segunda ola de coronavirus que mató a 100.000 personas en India el mes pasado, los casos de mucormicosis eran raros en el país.

Los afectados solían ser enfermos de diabetes, del VIH o pacientes trasplantados, con organismos inmunodeprimidos.

La rápida propagación de esta infección se atribuye al uso incontrolado de esteroides para tratar a los pacientes con coronavirus, según expertos como el profesor K. Srinath Reddy, de la Fundación de Salud Pública de India.

“La gente los ha estado utilizando de forma excesiva e inapropiada”, dijo el profesor, y explicó que el agua contaminada en las bombonas de oxígeno o en los humidificadores también da al hongo la oportunidad de entrar en el organismo.

Tras cerca de 12 días de tratamiento con esteroides, Bhartiben Shah, una paciente de covid-19, empezó a quejarse de fuertes dolores de cabeza que no se iban con los analgésicos habituales. Unos días más tarde, el dolor se hizo insoportable y su ojo estaba hinchado, recuerda su hijo.

“Una resonancia magnética mostró una mancha, pero no era evidente que fuera un hongo negro. Pero la ingresamos en el hospital poco después”, dijo su hijo Smit Shah a la AFP.

Una biopsia confirmó la infección y el hijo recurrió a las redes sociales para conseguir antifúngicos, hasta ahora sin resultado, para salvar a su madre.

El tratamiento que más se necesita es la Anfotericina B liposomal y el ministro de Sanidad indio anunció que aumentaría la producción.

Las críticas apuntan a la falta de previsión de las autoridades estatales y federales, que deberían haber tomado medidas cuando se registraron los primeros casos hace meses.

Según Amulya Nidhi, un activista de derechos sanitarios en Madhya Pradesh, la crisis de los antivirales y el plasma para tratar el coronavirus no han servido de lección.

“La gente no debería tener que mendigar para obtener medicamentos que le salven la vida”, dijo.

La época del año más riesgosa

La investigadora del departamento de Microbiología Humana de la Universidad de Panamá, Gesabel Navarro Velasco, , aseguró en declaraciones citadas por TVN Noticias que la época del año de mayor exposición a este tipo de hongos es la temporada de lluvias, dependiendo del clima de cada país.

Debido a la humedad, durante las épocas lluviosas es cuando más proliferan los hongos, que en el caso de la mucormicosis (hongo negro) puede ser contraída por un ser humano de diferentes maneras.

Puede ser adquirido por diferentes vías como la nariz, los senos nasales, los ojos y el cerebro, que se infecta con mayor frecuencia causando una infección grave denominada mucormicosis rinocerebral, que suele ser mortal.

Cuando se inhalan las esporas, estas pueden invadir los pulmones y causar mucormicosis pulmonar. El tracto digestivo se infecta al ingerir las esporas, lo que ocasiona la mucormicosis gástrica. Una cuarta forma ocurre al entrar las esporas a través de una ruptura en la piel, lo que da lugar a la llamada mucormicosis cutánea.

La quinta forma recibe el nombre de mucormicosis diseminada y la sexta variante es una miscelánea de otros tipos que puede causar endocarditis (inflamación del revestimiento interno de las cámaras y válvulas cardíacas) u osteomielitis (infección ósea).

Con información AFP