gente

Tragedia que se repite: los cantantes vallenatos que han muerto en carretera

Para algunos es una especie de maldición, mientras que para otros, una coincidencia, pero con la muerte de Romualdo Brito, el reconocido compositor vallenato, en una carretera del Cesar, muchos hablan de todos los cantantes y músicos de ese género que han muerto en accidentes de carretera.


Uno de los primeros en morir de esta manera fue Martín Maestre, el tío de Diomédes Díaz y quien lo impulsó en la música. Sucedió el 1 de agosto de 1979, cuando Maestre y Diomédes andaban en un camioneta Ford por las carreteras de la Guajira.

Diomedes manejaba y por culpa de una pila de tierra perdió el control del vehículo y su tío, quien iba en el capó de la camioneta, salió volando y se estrelló contra el piso de forma fatal. Como un homenaje al hombre que lo había patrocinado y al que terminó causándole la muerte, Diomedes le puso a su propio hijo Martín Elías.

Y como una trágica coincidencia del destino, varios años después, en abril de 2017, el nuevo Martín corrió con el mismo destino. Justo cuando estaba en lo más alto de su carrera musical, y cuando se dirigía a Cartagena desde Coveñas, en donde había dado un concierto, el carro en el que iba se estrelló.

Otra cantante joven que sufrió el mismo destino fue Patricia Teherán, quien venía conquistando al público en grupos como Las musas del vallenato y Las diosas del vallenato. El 19 de enero de 1995 iba en la vía que conecta a Barranquilla con Cartagena con su esposo y uno de los neumáticos del carro estalló en el sitio conocido como Loma de Arena. Ella murió. Tenía solo 25 años.

El turno, 10 años después, fue para Kaleth Morales. El hijo del cantante Miguel Morales también pasaba por su mejor momento. El 23 de agosto de 2005, mientras iba de Cartagena a Valledupar junto a uno de sus hermanos, tuvieron un aparatoso accidente. Quedó en estado de coma y al día siguiente murió.

El más reciente, el compositor Romualdo Brito, escritor de canciones como El Santo Cachón, murió este viernes 20 de noviembre, luego de sufrir un accidente cerca del corregimiento de San Roque, en Curumaní, César. Tenía 67 años.