nación

9 de abril: Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas

El Estado adelanta en todo el país eventos de “memoria y reconocimiento” de los hechos que han victimizado a los colombianos.


Año tras año el país recuerda el 9 de abril como el inicio de una fuerte oleada de violencia en Colombia. El asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán marcó la memoria colectiva y se llevó las esperanzas de una sociedad más justa.

Como esta, pocas fechas en la historia de Colombia no necesitan un despliegue mediático para ser recordadas. Aprovechando la carga histórica, desde el 9 de abril de 2012 la Ley de Víctimas ordenó que en el mismo día de conmemoración del asesinato del líder político el país se solidarizara con las víctimas.

Con la nombrada ley, la 1448 de 2011, el Estado adelanta en todo el país eventos de “memoria y reconocimiento” de los hechos que han victimizado a los colombianos en el marco del conflicto armado interno y de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas.

Durante la conmemoración de esta fecha, el Gobierno realiza actos de memoria y reconocimiento de los hechos que han victimizado a más de nueve millones de colombianos, es decir que esto equivale al 17 % de la población nacional.

Desde 2012 la Unidad para las Víctimas ha contribuido con el mejoramiento de la infraestructura comunitaria local por un valor de 73 mil millones de pesos y también ha invertido cerca de nueve mil millones de pesos en proyectos agropecuarios.

Por su parte, el distrito en el marco del la conmemoración de este día, el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) reconoció en las víctimas un papel determinante para la construcción de memoria y, con diferentes colectivos culturales de víctimas, desarrolla acciones artísticas y puestas en escena que promueven la resignificación y reivindicación de los derechos de las poblaciones que han sido afectadas por las violencias en diferentes territorios de Bogotá.

“Para este 2022, Idartes, desde sus diferentes unidades de gestión, continuará ejecutando propuestas artístico culturales, con enfoques diferenciales, para las víctimas del conflicto armado interno, encaminadas al ejercicio de sus derechos culturales, además de realizar procesos de diálogo de saberes, de cocreación artística y de circulación de colectivos de víctimas que ven en el arte una oportunidad de visibilización y de reparación simbólica a través de los Circuitos de Arte y Memoria”, destacó la directora del Idartes, Catalina Valencia Tobón.

La funcionaria indicó que Idartes, “igualmente, continuará asistiendo a las mesas de participación localizadas para generar acciones que permitan cerrar las brechas de accesos y se dé igualdad de oportunidades”.

Este 9 de abril hay una función especial en la Cinemateca de Bogotá en alianza con la Comisión de la Verdad y Forensic Architecture y proyectará Huellas de la desaparición y Despojo y Memoria de la tierra, obras audiovisuales que narran acercamientos al conflicto armado y a la violencia en el Urabá antioqueño. Esta función se realizará a las 6:00 p. m. en la Sala Capital de la Cinemateca de Bogotá, con libre ingreso.

Otra entidad que destacó la importancia de la conmemoración de esta fecha fue la Alta Consejería de Paz de Bogotá, quien hizo un llamado a la unidad por medio de una publicación en su cuenta oficial de Twitter.

El alto consejero de Paz Víctimas y Reconciliación, Vladimir Rodríguez Valencia, dijo que desde Bogotá se conmemora y se reconoce la memoria de los más de nueve millones de víctimas del conflicto armado en el país. Además, agregó que de esa cifra general hay 400.000 que son directamente en la capital del país.

“Hacemos un llamado al gobierno nacional a los entes territoriales de implementar de manera plena los acuerdos de paz, de frenar las dinámicas perversas del conflicto armado del conflicto territorial que hoy lastimosamente en muchas regiones se reproducen y han generado una nueva oleada de desplazamiento y de tránsito, sea por conflictos sociales y económicos o conflictos armados de poblaciones [...]. Bogotá seguirá comprometida con los acuerdos de paz y con las víctimas del conflicto armado”, dijo el funcionario.