ciencia

Gracias a un chip, una mujer recuperó parcialmente la vista en un ojo declarado “ciego”

El dispositivo se probará luego de cuatro o seis semanas y luego la paciente deberá pasar un tiempo en rehabilitación.


Mediante un procedimiento quirúrgico, una mujer de 88 años logró recuperar parcialmente la visión en el ojo izquierdo, el cual ya había sido diagnosticado como “ciego”. El Moorfields Eye Hospital de Londres, Inglaterra, fue el encargado de realizar el implante, y afirma que esta paciente es la primera en recibir el chip en todo el Reino Unido, como parte de un ensayo clínico en toda Europa.

“Perder la vista en mi ojo izquierdo debido a la DMRE seca me ha impedido hacer las cosas que amo, como la jardinería, jugar bolos en interiores y pintar con acuarelas. Estoy encantada de ser la primera en tener este implante, entusiasmada ante la perspectiva de disfrutar mis pasatiempos nuevamente y realmente espero que muchos otros también se beneficien de esto”, fueron las palabras de la paciente luego del procedimiento, recalcando la importancia que tenía para ella poder recuperar un poco de su vida, de la que hacen parte siete hijos y ocho nietos.

En su intervención, la mujer recalca que sufría de degeneración macular seca relacionada con la edad (DMRE), una de las enfermedades más frecuentes del conjunto de la atrofia geográfica (GA), a los pacientes con este tipo de diagnósticos son los que se busca ayudar con el implante.

Con respecto a la forma en al que se interviene a los pacientes, el hospital detalló que, “el procedimiento consiste en insertar un microchip de 2 mm de ancho debajo del centro de la retina de un paciente, mediante la creación quirúrgica de una trampilla en la que se coloca el chip. El paciente usa anteojos especiales, que contienen una cámara de video que está conectada a una pequeña computadora adherida a su cintura”, explicó.

A reglón seguido, el hospital afirmó que el chip captura la “escena visual” que es proyectada por las gafas especiales del paciente, para luego trasmitirlas a un computador, donde los algoritmos de inteligencia artificial procesarían la información y dan la orden a las gafas para que se centren en el objeto identificado.

Las gafas proyectan esta imagen como un rayo infrarrojo a través del ojo hasta el chip, que la convierte en una señal eléctrica. Esta señal pasa a través de las células de la retina y las células ópticas hasta el cerebro, donde se interpreta como si fuera una visión natural”, continúa explicando, asegurando que de esta forma es como la persona puede volver a ver naturalmente, pero ayudada por la tecnología.

El cirujano vitreorretiniano, Mahi Muqit, quien es consultor del hospital, además de profesor clínico honorario en el Instituto de Oftalmología de la UCL e investigador investigador del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR), se refirió al hecho, aseverando que este era un procedimiento “innovador”, el cual podría ayudar a cientos de personas con problemas visuales.

Este dispositivo innovador ofrece la esperanza de restaurar la vista a las personas que sufren pérdida de visión. debido a la AMD seca. El éxito de esta operación y la evidencia recopilada a través de este estudio clínico mejoraron la evidencia para determinar el verdadero potencial de este tratamiento”, resaltó Muqit, haciendo énfasis en el éxito del procedimiento.

Cabe resaltar que, el implante se probará en la paciente luego de que transcurran entre cuatro a seis semanas, en ese momento se encenderá el dispositivo y será hasta ese momento, en el que la mujer puede dar fe de los resultados del procedimiento. “Luego pasan por un programa de rehabilitación para aprender a usar la visión que se les ha dado. Después de esto, los pacientes son potencialmente capaces de reconocer palabras cuando antes no pudieron”, confirmó el hospital sobre lo que la mujer tendrá que pasar tras la cirugía.