alimentación

Cerca de 1.300 millones de toneladas de alimento se desperdician en el mundo

Hoy se celebra el Día Internacional de la Conciencia sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos y el llamado es a hacer un uso eficiente de la comida, pues además de no alimentar a millones de personas en el mundo, se causan graves daños al medioambiente.


Se estima que un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo se desperdician. Eso equivale a aproximadamente 1.300 millones de toneladas de frutas, verduras, carnes, lácteos, mariscos y granos que nunca salen de la granja, se pierden o se dañan durante la distribución, o se desechan en establecimientos como hoteles, supermercados, restaurantes, escuelas, hogares y cocinas.

Según el Programa para el Medio Ambiente de la ONU, basado en datos de WWF, estos alimentos podrían proporcionar suficientes calorías como para alimentar a todas las personas desnutridas del planeta. 

Hoy, cuando por primera vez se celebra en el mundo el Día Internacional de la Conciencia sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, el llamado es a no botar la comida, pues además de que se pierde la posibilidad de alimentar a millones de personas en el mundo, también se genera un importante impacto ambiental. 

Le recomendamos: ¿Comería menos carne para salvar al mundo de la crisis climática?

"Producir los alimentos desperdiciados ocupa un área de tierra más grande que la superficie de China e India juntas, y consume tres veces más agua que el volumen del lago de Ginebra, lo que afecta los ecosistemas y la biodiversidad, asegura el organismo de las Naciones Unidas. 

Por esta razón indica que se requieren acciones a nivel local y global para repensar la forma en que se producen y consumen alimentos. Reducir la pérdida y el desperdicio de estos productos merce la atención y las acciones de todos, desde los productores de alimentos hasta los actores de la cadena de suministro, las industrias alimentarias, los minoristas y los consumidores.

Un estudio de Project Drawdown, una coalición de expertos centrados en soluciones para el cambio climático, clasifica la reducción del desperdicio de alimentos como el principal elemento para evitar la generación de megatoneladas de carbono. "Si detuviéramos el despedicio de alimentos por completo en todo el mundo, eliminaríamos 8 por ciento de nuestras emisiones totales", afirma la investigación. 

Consideraciones a tener en cuenta

- Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos constituye un instrumento poderoso para reconstruir sistemas alimentarios más sostenibles.

El consumo de alimentos saludables ayuda a reducir los impactos de los alimentos en el medio ambiente. Foto: Getty Images

- La pérdida y el desperdicio de alimentos generan 8 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Evitarlo es una de las formas más efectivas en que nosotros como individuos y nuestros gobiernos, podemos reducir nuestro impacto climático.

- Los países deben aspirar al cumplimiento de la Meta 12.3 de los ODS, medir los datos nacionales, tomar medidas políticas e incluir la pérdida y el desperdicio de alimentos en sus planes climáticos en el marco del Acuerdo de París.

Le sugerimos: EN VIDEO: cangrejos gigantes invadieron parrillada familiar

-Las personas deben comprar con cuidado, almacenar los alimentos correctamente y hacer un buen uso de las sobras.

- Las prácticas sostenibles de la cadena de frío ayudan a minimizar la pérdida y el desperdicio de alimentos mediante una sabia selección de tecnologías, un mantenimiento preventivo regular, un control óptimo de la temperatura y un almacenamiento adecuado de los productos refrigerados o congelados.

- Se necesitan modelos comerciales innovadores, asociaciones público-privadas y colaboración entre cadenas de suministro, así como nuevos enfoques de financiación, para detener la pérdida y el desperdicio de alimentos.