Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/1/1996 12:00:00 AM

CASTIGARLOS A TODOS

CASTIGARLOS A TODOS CASTIGARLOS A TODOS
Me pareció peligrosa la propuesta de Roberto Pombo, porque da la impresión no ser el resultado de un análisis teórico e histórico sistemático.Su propuesta del punto final revela carencias: En primer lugar, el punto final se ha aplicado cuando ha habido una guerra política y ésta termina. El narcotráfico, no sólo no ha terminado, sino que está aumentando. En Italia, con delitos de corrupción, como en Colombia, no ha habido ley de punto final. En segundo lugar, no es la reforma de las leyes electorales la que nos va a permitir tener una clase política limpia. Es la aplicación de la ley y el castigo ejemplarizante lo que más efecto tendrá sobre generaciones futuras. No debemos propiciar la impunidad, so pena de resquebrajar nuestras estructuras jurídicas.En tercer lugar, el argumento de que son muchos no tiene validez. ¿Que son muchos?¿Y qué? en Italia han sido muchos más y todos están siendo castigados, como corresponde a un Estado de derecho.`Por último, el argumento de que el narcotráfico viene desde hace años y sería injusto castigar a esta clase política es todavía más falso. Es fácil comprobar que los congresistas comprometidos son los mismos de cuando comenzó la influencia de la mafia en la política. María Cristina Iriarte. Bogotá

EDICIÓN 1924

PORTADA

Colombia dividida: las objeciones de Duque agudizaron la polarización

La decisión del presidente de objetar parcialmente la ley estatutaria de la JEP ha aumentado la polarización y puede traerle consecuencias que no había dimensionado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1924

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.