Home

Cartas

Artículo

ENFOQUE COMPARATIVO

Me gustó mucho el artículo sobre el dólar en SEMANA. Primero, por lo mesurado. Segundo,
porque evitó caer en la discusión destructiva sobre quién se gana los méritos y quién las culpabilidades de la
decisión de dejar flotar el dólar. Pero, sobre todo, me gustó porque tiene un enfoque comparativo internacional,
que a menudo está ausente en las discusiones económicas nacionales, y el cual hace mucha falta en el
país.Sólo me llamó la atención que en la discusión sobre las perspectivas del dólar para fin de año no se
hiciera mención del 'efecto del año 2000', que puede llevar a mucha gente a demandar dólares como
prevención de una posible falla de los computadores. Es interesante observar que las tasas de interés de
Estados Unidos presentan un pico bastante marcado para los papeles que vencen alrededor del fin del año, lo
cual es señal de que incluso en este país hay algunas dudas. Fundados o no, estos temores sobre el
'efecto del año 2000' pueden generar muchas complicaciones monetarias y cambiarias. Para prevenirlas se
requiere no solo que funcionen bien los computadores, sino también las instituciones responsables de las
políticas monetarias y financieras. Eduardo Lora Washington (Vía Internet)