LA UNICA PRESIDENCIA


Mil gracias por el elogio que me hicieron de nombrarme coordinador de un nuevo partido de
cuya existencia sí conocí pero en el que no he participado en absolutamente nada. Escasamente logro
coordinar a mis cuatro hijos para ir al colegio, mal haría al intentar coordinar un proyecto tan importante.El
único partido al que quiero asistir es a uno en el que mi equipo del alma derrote de manera abultada a
nuestro tradicional rival, Millonarios.Le reitero a usted y a los lectores de la revista que la única presidencia a
la que aspiro hoy, mañana y hasta el día en que me muera es a la del glorioso Independiente Santa Fe.
Francisco Santos Bogotá