Tendencias
Messi y Cristiano durante un evento de la Uefa en 2020
Messi y Cristiano durante un evento de la UEFA en 2020. - Foto: Getty Images

nutrición

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi: ¿qué comen los mejores futbolistas del mundo?

Los futbolistas evitan comer chocolates o bebidas gaseosas para mantenerse al máximo nivel.

La alimentación de los futbolistas es uno de los aspectos más importantes en su carrera. La longevidad deportiva depende, en gran medida, de la nutrición que llevan a lo largo de los años. Mantener unos hábitos saludables, entrenar diariamente y comer balanceado le permite a mega estrellas como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi o Robert Lewandowski jugar una temporada con más de 50 partidos sin mayores contratiempos.

Por supuesto que cada jugador, dependiendo de su ubicación en el campo de juego, debe adoptar una dieta diferente. “Un portero respecto a un defensa no necesitará una comida tan rica en hidratos porque, al recorrer menos distancia, su consumo energético es menor”, señaló Albert Martínez, nutricionista del Real Club Deportivo Espanyol, en conversación con La Vanguardia.

Martínez añadió que “la nutrición es la gasolina de cualquier deporte, pero tiene que ser la gasolina adecuada”. En ese sentido, el combustible que utiliza un jugador como Cristiano está compuesto por una dieta mediterránea rica en proteínas, agua, lácteos y un poco de grasas o carbohidratos. La estrella de Portugal tiene un chef privado llamado Giorgio Barone, quien dice: “Hay que cuidar el cuerpo como si se cuidara un Ferrari”.

Cristiano desayuna jamón, queso o huevo y yogurt bajo en calorías; almuerza pollo acompañado de ensalada; merienda tostadas con aguacate y fruta; y cena pescado o carne con ensalada.

Pero si Cristiano es un Ferrari, Messi es un Maybach. El mejor jugador de la historia -junto a Diego Maradona- cambió su dieta en el 2014 previo al Mundial de Brasil. En compañía del médico Giuliano Poser, el rosarino dejó de comer chocolate, bebidas gaseosas, fritos y dulce de leche. “Tenía de todo dentro de la panza. Un quilombo bárbaro por lo mal que comí durante muchísimos años. Uno con un buen físico, y encima 22, 23 o 24 años no siente absolutamente nada malo en el cuerpo”, manifestó Messi en su momento.

“El azúcar es lo peor que hay para los músculos. Mientras más lejos se esté del azúcar, mejor. Las harinas refinadas también son un gran problema, básicamente porque hoy en día es muy difícil encontrar un grano de trigo sano, sin contaminar”, dijo Giuliano en entrevista con AS.

En la actualidad, Messi se alimenta de pescado, pollo, arroz, frutas, verduras e insumos orgánicos. Otro de los secretos del argentino es tomarse una siesta después del almuerzo que dura entre dos y tres horas.

Otro ejemplo de buena alimentación para potenciar el rendimiento es el delantero de Polonia Robert Lewandowski. El crack del Barcelona optó por seguir una ‘dieta invertida’, en la que se consumen postres como un brownie de cacao puro en la mañana y se cancelan alimentos ultra procesados, lactosa y harina de trigo.

Anna Lewandowska, esposa del jugador, enumeró en una entrevista para The Times algunos de los productos que consumen: “brownies, espaguetis de verduras, cremas, aguacate, ensaladas. También nos gusta comer pescado de alta calidad. A veces, después de los entrenamientos, bebemos jugo de remolacha con canela o pimienta de cayena. Comemos carbohidratos y proteínas por separado. Además, solo buenos alimentos y sin lactosa. Una de las cosas más importantes es que no comemos alimentos fritos y tampoco nada de comida rápida”.

Lewandowski también suele desayunar atún debido al alto contenido de ácidos grasos, omega 3, complejo B y vitaminas liposolubles.