transporte

La renovación de los vehículos de carga en Colombia toma impulso con la reactivación

Las ventas de vehículos con tecnologías más limpias cayeron al comienzo de la pandemia, sin embargo, una estrategia de incentivos y comercialización digital liderada por Kenworth de la Montaña puso en marcha nuevamente el proceso de modernización con tecnología Euro V.


El parque automotor de carga pesada en Colombia está envejeciendo. El Ministerio de Transporte estima que la edad promedio de los vehículos de más de 10,5 toneladas que hoy ruedan en el país es de aproximadamente 20 años. Esto genera grandes costos para el sector transportador en mantenimiento y combustible. De hecho, un estudio realizado por la empresa Kenworth de la Montaña arrojó que un vehículo pesado nuevo supone ahorros de mantenimiento de entre tres y 3,5 millones de pesos mensuales frente a equipos con diez años de vida.

Esta empresa de comercialización de vehículos pesados lleva dos años liderando el proceso de rejuvenecimiento del transporte de carga masiva. “La norma dice que hay que traer vehículos de tecnología Euro IV, pero desde mediados del año pasado decidimos ir más allá y ofrecer vehículos Euro V, los cuales suponen unos beneficios medioambientales y económicos muy importantes”, afirma Julio Toro, gerente comercial de Kenworth de la Montaña. Solo en combustible, estos equipos permiten un ahorro entre el 10 y 15 por ciento; una cifra bastante significativa teniendo en cuenta que este representa un 32 por ciento de los costos totales que debe asumir el transportador.

Los primeros meses de la pandemia, sin embargo, afectaron este proceso de renovación. En abril, Kenworth de la Montaña pasó de vender 200 vehículos mensuales a 15. “Diseñamos una estrategia de ventas digitales, implementamos medidas de bioseguridad y lanzamos incentivos de plazos para que los transportistas pudieran continuar su renovación”, explica Toro. Como resultado, han vendido 857 vehículos en lo corrido de 2020 y hoy lideran el sector con una participación del 28 por ciento del mercado. A pesar de la pandemia, la compañía estima que este impulso a la modernización del transporte de carga en Colombia seguirá avanzando.