vacunación

Covid-19: ¿Por qué Brasil no autorizó el uso de la vacuna de Coronavac en menores de edad?

De acuerdo con las autoridades sanitarias de ese país, se pidieron más estudios complementarios para evaluar la aplicación en niños a partir de los tres años.


Brasil es el tercer país en el mundo con más números de contagio con coronavirus (20.457.897) y el segundo con más fallecidos (571.662), en medio de la alerta por la variante delta y la estabilización en el proceso de vacunación.

De acuerdo con las cifras oficiales, 49,3 millones de habitantes del país han sido vacunados con las dosis completas en un país que cuenta con 211 millones de habitantes, lo que representa el 23,6 % de su población.

Entre tanto, 114,1 millones de personas, que equivalen al 53,8 % de su población, ya recibieron la primera dosis de la vacuna y las autoridades aumentan sus esfuerzos para completar el proceso.

El 46,5 % de las vacunas aplicadas son de AstraZeneca, con algunas dosis importadas de India y la mayoría producidas en el laboratorio estatal Fiocruz. Le siguen Coronavac, con el 35,6 %; Pfizer-BioNTech, con el 14,9 %, y Janssen, con el 2,9 %, que es de dosis única.

Ante la posibilidad de iniciar la inmunización de otros sectores de la población, en este caso a menores a partir de los tres años, se anunció este jueves que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria rechazó la solicitud para el uso de la vacuna de Coronavac, del laboratorio chino Sinovac.

La entidad señaló que se requieren estudios complementarios antes de autorizar el uso de esta vacuna en los menores de edad.

La decisión fue adoptada durante una reunión extraordinaria del organismo, en la que la dirección colegiada de Anvisa, integrada por cinco miembros, respaldó por unanimidad el voto de la instructora del caso, Meiruze Freitas, quien recomendó que “no fuese aprobada la ampliación del uso de la Coronavac para niños y adolescentes”.

La entidad tomó la determinación básicamente porque los únicos estudios, en fases 1 y 2 con menores de edad, fueron realizados con un grupo reducido de niños y adolescentes en China, que tienen características genéticas y están en un ambiente completamente diferente de sus similares brasileños.

A pesar de esa decisión, el organismo mantuvo la autorización para el uso en carácter de emergencia del inmunizante en la población adulta, tal como se estableció desde el inicio de la campaña de vacunación que se desarrolla en Brasil desde el pasado 17 de enero.

Incluso recomendó que el Ministerio de Salud considere una tercera dosis de refuerzo para quien recibió la Coronavac.

El pasado martes, en Brasil se aplicaron 2.778.682 dosis, el segundo día con más aplicaciones de vacunas desde el inicio de la vacunación en enero.

Un trabajador de la salud prepara una inyección de la vacuna AstraZeneca en el primer día de una campaña de vacunación COVID-19 de tres días para personas mayores de 35 años en la favela Complexo da Maré de Río de Janeiro, Brasil, Brasil, el jueves 29 de julio de 2021. (Foto AP / Bruna Prado)
Un trabajador de la salud prepara una inyección de la vacuna AstraZeneca para personas mayores de 35 años en la favela Complexo da Maré de Río de Janeiro, Brasil. (Foto AP / Bruna Prado) - Foto: AP

Recientemente, el Gobierno de Sao Paulo le exigió al Ministerio de Salud del país cumplir con el envío de 228.000 dosis de la vacuna Pfizer.

La disputa llegó a la justicia, por lo que el juez del Tribunal Supremo de Brasil, Ricardo Lewandowski, ha determinado que la cartera sanitaria destine más dosis del fármaco al estado.

Perú prolonga suspensión de vuelos desde Brasil, Sudáfrica e India

Entre tanto, Perú extendió la suspensión de vuelos provenientes desde Sudáfrica, Brasil e India en un intento por frenar los contagios con nuevas variantes del coronavirus y a la espera de una probable tercera ola de la pandemia.

La suspensión, que regirá ahora hasta el 31 de agosto, busca “evitar posibles contagios masivos con diversas variantes que circulan en estos países”, según una norma publicada en la gaceta oficial.

La prórroga coincide con el incremento en el país de contagios con la variante delta, detectada inicialmente en India. El primero de estos casos se reportó en Perú el 9 de junio en Arequipa, 1.000 km al sureste de Lima, y ahora suman 76 casos en todo el país.

Perú restringió los vuelos en mayo. Luego, cada 15 días ha prorrogado la medida.

Además, el gobierno extendió el estado de emergencia sanitaria por el covid-19 hasta 1 el marzo del 2022, debido a una tercera ola de la pandemia, que según el ministro de Salud, Hernando Cevallos, llegará la última semana de septiembre.

El gobierno destinó 3.000 millones de soles (unos 2.823.640 millones de pesos colombianos) para afrontar una probable nueva ola del virus, que según proyectan las autoridades causará 67.300 fallecidos, en un escenario conservador, y 115.000, en el peor de los casos.

Actualmente, la tasa de muertes es de 5.983,3 por cada millón, la más alta del mundo, según datos de AFP en base a fuentes oficiales. El balance se disparó en Perú el 31 de mayo cuando el gobierno corrigió la cifra, que pasó de 69.000 a 180.000 fallecidos.

En paralelo, el gobierno aceleró la vacunación con jornadas maratónicas de 36 horas consecutivas los fines de semana, en las cuales se inmunizaron hasta 300.00 personas en un día.

Casi 6,6 millones de personas cuentan con dos dosis desde que empezó la vacunación en febrero y nueve millones con la primera dosis. La meta es inocular a 25 millones de personas.

Con 33 millones de habitantes, Perú registra más de 2,1 millones de contagios y más de 197.000 muertos desde que la pandemia irrumpió en el país en marzo de 2020.

Con información de Europa Press y AFP