Pacientes covid-19 en Zipaquirá. (AP Photo/Ivan Valencia)
Pacientes covid-19 en Zipaquirá. (AP Photo/Ivan Valencia) - Foto: AP

coronavirus

Descubren ‘superanticuerpo’ que podría ser clave para bloquear variantes de la covid-19

Un estudio reveló el anticuerpo que podría hacerles frente a todas las variantes del virus en forma segura.

El último gran avance sobe la covid-19 publicado por la revista Nature y referenciado por el medio El Mundo de España tiene que ver con un anticuerpo que ha mostrado suficiente potencia como para lograr una protección en el cuerpo contra la infección por distintas variantes del SARS-CoV-2.

Se trata de un grupo de científicos que describieron el anticuerpo como un organismo capaz de combatir una amplia gama de variantes del coronavirus y también otros coronavirus estrechamente relacionados.

Según los expertos, “los resultados son aún incipientes, pero se espera que puedan ayudar en el desarrollo de vacunas y tratamientos de amplio alcance”. En la actualidad, cientos de laboratorios están investigando puntualmente “la consecución de un inyectable que pueda defendernos de este coronavirus, sea cual sea la variante. Lo que se conoce como supervacuna, una aproximación dirigida a una respuesta más duradera y universal. La otra gran pata: un tratamiento eficaz contra todas las cepas del SARS-CoV-2″.

Medidas de cuidado contra el coronavirus (AP Photo/Jorge Saenz)
Medidas de cuidado contra el coronavirus y sus variantes (AP Photo/Jorge Saenz) - Foto: AP

Teniendo en cuenta ello, Tyler Starr, bioquímico del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Washington, y sus coautores, decidieron investigar “las dificultades que presentan los tratamientos con anticuerpos, ya que algunas variantes de este coronavirus han adquirido mutaciones que permiten que el virus escape del alcance de los anticuerpos”.

Para lograr dicho objetivo, los investigadores examinaron 12 anticuerpos que Vir Biotechnology, una empresa con sede en San Francisco, California, que participó en el estudio. Aislaron a personas que habían sido infectadas con SARS-CoV-2 o algún pariente cercano SARS-Co-V. “Dichos anticuerpos se adhieren a un fragmento de proteína viral que se une a los receptores de las células humanas. Muchas terapias de anticuerpos para la infección por SARS-CoV-2 capturan el mismo fragmento de proteína, llamado dominio de unión al receptor”, dice la investigación.

Luego de esto, los expertos decidieron reunir una lista de miles de mutaciones en los dominios de unión de esas variantes múltiples de la covid-19; asimismo, clasificaron mutaciones en el dominio de unión en docenas de coronavirus similares al SARS-CoV-2, las cuales hacen parte de un grupo llamado sarbecovirus.

“Un anticuerpo, el S2H97, destacó por encima de los demás por su capacidad de adherirse a los dominios de unión de todos los sarbecovirus que probaron los investigadores”, dice el estudio. Este S2H97, que los autores denominan un anticuerpo contra el pan-sarbecovirus, “pudo evitar que una variedad de variantes del SARS-CoV-2 y otros sarbecovirus se propagaran entre las células que crecían en el laboratorio. También era lo suficientemente potente como para proteger a los hámsteres contra la infección por SARS-CoV-2. Ese es el anticuerpo más genial que descubrimos”, dice el bioquímico Tyler Starr.

El COVID en la India.
Las muertes por covid en todo el mundo superan las cuatro mil. Foto: AP / Anupam Nath. - Foto: AP

De acuerdo con el estudio, al realizar un examen más detenido de la estructura molecular de S2H97 se reveló que “se dirige a una región previamente invisible y bien oculta en el dominio de unión, una sección que se revela solo cuando el dominio aparece para unirse al receptor de una célula”. Starr señaló que las moléculas que se dirigen a esta región de dominio de unión podrían generar protección contra múltiples virus y algún día podrían usarse en vacunas contra pan-sarbecovirus.

De otro lado, los demás 11 anticuerpos podrían apuntar a una “variedad de virus, pero cuanto más eficazmente bloqueara un anticuerpo la entrada de la cepa SARS-CoV-2 más antigua conocida en una célula, menor será la gama de virus que podría unirse”, señalaron los expertos. El equipo también descubrió que aquellos anticuerpos que podían desactivar una amplia variedad de virus “se dirigían a secciones del dominio de unión que tendían a no cambiar a medida que evolucionaba el virus”.