coronavirus

Los efectos secundarios de vacuna contra el coronavirus en niños de 5 años o menos

Actualmente se estudia cómo reacciona el cuerpo de los menores ante las vacunas.


La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna en bebés de 6 meses de edad.

Al respecto, -como sucede con cualquier otro tipo de medicina-, puede haber algún tipo de efectos secundarios, bien sea una reacción alérgica, hinchazón, más dolores, entre otros.

En cuanto a esto, el doctor Grant Paulsen, médico pediátrico de enfermedades infecciosas en Cincinnati Children’s, en donde se realizan los ensayos clínicos de las vacunas contra la covid-19 de Pfizer y Moderna para niños de 6 meses a 11 años, afirmó que “los efectos secundarios más comunes de cualquiera de las vacunas siguen siendo los efectos secundarios más comunes que vemos en prácticamente cualquier niño que recibe cualquier vacuna”.

“Esos son todos los que yo clasificaría como efectos secundarios bastante comunes a los que la mayoría de los padres que han llevado a sus hijos al médico para recibir sus diversas vacunas contra la hepatitis y el tétano y todo ese tipo de cosas probablemente estaban bastante acostumbrados”, agregó en CNN.

Algunos de los síntomas que pueden presentar los menores son dolor de cabeza, somnolencia, fatiga, diarrea, irritabilidad, pérdida de apetito, vómitos, dolor o malestar abdominal, ganglios linfáticos agrandados.

Por su parte, el coordinador de respuesta de la Casa Blanca al covid-19 en CBS, Ashish Jha, expresó: “Es muy similar a los efectos secundarios que hemos visto en niños mayores o adultos. Alrededor de 24 horas, algunos niños, no se sienten tan bien, se sienten cansados, no tienen el mismo apetito. Pero, afortunadamente, no ha habido ningún efecto secundario grave de estas vacunas”.

“Y nuevamente, después de administrar estas vacunas a millones de niños, es realmente reconfortante saber que para los niños pequeños estas vacunas son sumamente seguras”, agregó Jha.

Mientras que Paulsen dijo que “los efectos secundarios pasaron de leves a moderados y fueron mucho menos frecuentes en este grupo de edad joven que en personas de mayor edad. Mi panorama general para los padres es realmente que los efectos secundarios no deberían ser alarmantes”.

De otro lado, Robert M. Califf, el comisionado de la FDA comentó referente a las vacunas que “muchos padres, cuidadores y médicos han estado esperando una vacuna para los niños más pequeños y esta acción ayudará a proteger a los de 6 meses de edad. Al igual que hemos visto con los grupos de mayor edad, esperamos que las vacunas para los niños más pequeños proporcionen protección contra los resultados más graves de la covid-19, como la hospitalización y la muerte”.

El director general de Moderna, Stéphane Bancel, insistió en un comunicado en la seguridad de la vacuna para estos niños de corta edad. “Estamos encantados de que la FDA haya concedido la autorización de uso de Emergencia de la vacuna de Moderna para niños y adolescentes, en particular para los más vulnerables, los más pequeños”.

Y agregó que “los niños necesitan llevar una vida muy social para desarrollarse y prosperar. Con esta autorización, los cuidadores de niños pequeños de entre 6 meses y 5 años tienen por fin una forma de protegerse contra los riesgos de la covid-19 en las aulas y las guarderías”.

La vacuna de Moderna, administrada en dos dosis y con menor carga que la de adultos, se ha analizado en ensayos de más de 14.000 niños y adolescentes, con una mediana de seguimiento de más de 2 meses para los de 6 meses a 5 años de edad, de 5,6 meses para los de 6 a 11 años de edad y de 11,1 meses para los adolescentes.