vacuna

Tercera vacuna de Pfizer contra covid-19 tiene efectividad del 86% en personas mayores de 60 años

Expertos compararon los resultados de 149.144 personas mayores de 60 años que recibieron su tercera dosis hace al menos una semana con las de 675.630 más que habían recibido solo dos dosis, entre enero y febrero.


Estados Unidos, Israel, Uruguay y Chile son algunos de los países que desde ya comenzaron a aplicar la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, a pesar del llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a esperar la tercera inyección, por lo menos, hasta que países pobres que solo han podido vacunar a una pequeña parte de su población puedan acceder a las vacunas.

Mientras ello ocurre, se conoció cuál es la eficacia de Pfizer tras la aplicación de la tercera dosis. Según un proveedor de atención médica israelí, citando los resultados iniciales de un estudio de miles de miembros, una tercera inyección de esta farmacéutica tiene una efectividad del 86% en personas mayores de 60 años.

Viales de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 listas para su empaque en las instalaciones de la farmacéutica en Puurs, Bélgica. (Pfizer vía AP)
Se conoció cuál es la eficacia de Pfizer tras la aplicación de la tercera dosis. Según un proveedor de atención médica israelí, citando los resultados iniciales de un estudio de miles de miembros, una tercera inyección de esta farmacéutica tiene una efectividad del 86% en personas mayores de 60 años. - Foto: AP

El servicio de salud HMO Maccabi israelí, que cubre alrededor de una cuarta parte de los 9,3 millones de habitantes del país, comparó los resultados de 149.144 personas mayores de 60 años que recibieron su tercera dosis hace al menos una semana con las de 675.630 más que habían recibido solo dos dosis, entre enero y febrero.

De acuerdo con estos datos, unas 37 personas dieron positivo por coronavirus después de su tercera inyección, un número bajo en comparación con 1.064 casos positivos que habían recibido solo dos dosis, dijo Maccabi en un comunicado. Se sabe que los grupos de comparación tenían perfiles demográficos similares, agregó.

La organización no proporcionó ninguna información sobre la gravedad de los 37 casos positivos, o si tenían alguna condición subyacente. Sin embargo, Pfizer ha dicho que la eficacia de su vacuna disminuye con el tiempo y que una tercera dosis mostró anticuerpos neutralizantes significativamente más altos contra el virus SARS-CoV-2 inicial, así como contra las variantes beta y delta, altamente infecciosas.

Por esto, las personas vacunadas contra el coronavirus con Pfizer y Moderna en Estados Unidos podrán recibir una tercera dosis en septiembre, dijeron el miércoles autoridades sanitarias, señalando que la eficacia de la inyección disminuye “con el tiempo” y ante la amenaza de la variante delta.

A partir de la semana del 20 de septiembre, los vacunados podrán acceder a la tercera dosis ocho meses después de haber recibido la segunda inyección, indicó un comunicado conjunto de altos funcionarios de la salud. Por ahora, se priorizarán personas mayores y trabajadores sanitarios.

“Es la mejor manera de protegernos de las nuevas variantes que puedan surgir”, señaló el presidente Joe Biden durante una alocución.

“Podemos cuidar a los estadounidenses y ayudar al mundo al mismo tiempo”, dijo el mandatario ante las críticas que señalan las monumentales brechas entre los países pobres, donde faltan vacunas, y los ricos, que pueden permitirse terceras dosis.

Secretaría de Salud de Bogotá advirtió que “la ciudad tiene cantidades limitadas de la vacuna Pfizer”
A partir de la semana del 20 de septiembre, los vacunados podrán acceder a la tercera dosis ocho meses después de haber recibido la segunda inyección, indicó un comunicado conjunto de altos funcionarios de la salud. Por ahora, se priorizarán personas mayores y trabajadores sanitarios. - Foto: AP

Esta decisión, sin embargo, depende de la autorización oficial de una dosis adicional de estas dos vacunas por parte de la agencia estadounidense de medicamentos, la FDA.

“Los datos disponibles muestran claramente que la protección contra la infección por Sars-CoV-2 comienza a declinar con el tiempo después de las primeras dosis de la vacuna”, dijo el comunicado, firmado por la directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky; la directora interina de la FDA, Janet Woodcock; y el asesor de la Casa Blanca sobre la pandemia, Anthony Fauci.

“Nos preocupa que esta tendencia de declive que observamos continúe en los próximos meses, lo que podría conducir a una disminución de la protección contra casos graves de enfermedad, hospitalizaciones y muertes”, explicó en conferencia de prensa el director médico de la salud pública de Estados Unidos, Vivek Murthy.

Esa inquietud se aplica especialmente a “las personas con mayor riesgo o las vacunadas durante la primera fase de la campaña de vacunación inicial”, advirtieron los expertos en el informe.

*Con información de AFP.