patrimonio

“La Magdalena: Un caudal de mujeres”: relatos del magno cuerpo de agua desde la perspectiva femenina

El proyecto del Museo del Río Magdalena ahora cuenta al río desde la perspectiva de las pescadoras, las maestras culinarias, las conservadoras ambientales, las embajadoras del arte, la música y la cultura, las alfareras, y más mujeres del alto, medio y bajo Magdalena. Sus voces sensatas y orgullosas eran necesarias en el recorrido.


“La mujer, como el río, ha recibido diversos tratos. El río ha escuchado sus historias, y se las ha llevado la corriente, silenciosamente”, nos dice el proyecto en su introducción para luego preguntarse, ¿qué pasaría si ese caudal hablara y contara secretos e historias en voz de mujer?

Luego procede a responder con un trabajo hermoso.

La Magdalena: Un caudal de mujeres
La Magdalena: Un caudal de mujeres - Foto: Museo del Río Magdalena

“La Magdalena: Un caudal de mujeres”, una iniciativa del Museo del Río Magdalena, busca resaltar las historias de un río que ha sido narrado en voces principalmente masculinas. Y resulta más que refrescante escuchar a las protagonistas de sus historias hablar de los legados culturales a los que rinden homenaje con su trabajo de pesca, de cocina, de memoria viva. Es inspirador escucharlas hablar de sus padres, también del machismo que deben combatir y cómo ellas, desde la acción, simplemente siguen adelante.

Desde este viernes, este caudal habla y cuenta secretos e historias que el río se ha llevado silenciosamente. Mujeres del alto, medio y bajo Magdalena ahora se ubican en la línea del río como parte del recorrido virtual en la plataforma 360º del Museo y en la colección permanente, en su recorrido físico, en Honda.

La Magdalena: Un caudal de mujeres
La Magdalena: Un caudal de mujeres - Foto: Museo del Río Magdalena

El Museo del Río Magdalena tiene el objetivo de restablecer los vínculos de la sociedad con el río. Y, en esa misión, esta vez pone el foco en las historias y voces de mujeres que hoy nutren el afluente desde sus saberes, particularidades, intereses y aportes al río.

Por ello, serán las pescadoras, las maestras culinarias, las conservadoras ambientales, las embajadoras del arte, la música y la cultura, las alfareras, las conversaciones de la soberanía alimentaria, los sentires que inspira el río, las acciones de mujeres que sueñan, luchan y protegen este afluente que da sustento a tantas especies que lo habitan; quienes desde sus saberes y oficios cuentan la historia del río grande de Colombia.

La Magdalena: Un caudal de mujeres
La Magdalena: Un caudal de mujeres - Foto: Museo del Río Magdalena

Desde el viernes 4 de junio se publicarán diariamente las piezas, hasta completar los 11 capítulos, que se han ido gestando en medio del confinamiento y que han conectado a más de 30 mujeres en torno a conversaciones sobre estos territorios de agua y su huella.

Además, el 10 de junio, la Fundación Natura se suma a este caudal para desarrollar el primer conversatorio de mujeres del río Magdalena. Este abordará el tema de la protección y la conservación, haciendo hincapié en sus retos, sus vivencias y la importancia del agua en el desarrollo de la vida misma.

"Serán las pescadoras, las maestras culinarias, las conservadoras ambientales, las embajadoras del arte, la música y la cultura, las alfareras quienes desde sus saberes y oficios cuentan la historia del río grande de Colombia"

Este proyecto recibió el 11º premio de educación de Ibermuseos, una convocatoria que premia las mejores herramientas pedagógicas virtuales desarrolladas en medio de la pandemia, que contemplan la diversidad, la equidad de género, los lenguajes incluyentes, entre otros. “La Magdalena, un caudal de mujeres” se ubicó en el tercer puesto de veinte, a nivel Iberoamérica, dentro de un universo de más de 200 proyectos recibidos.

Para sus gestores, “de esta manera, se da inicio a lo que sería una primera etapa de un proyecto que fortalece los lazos con el río mismo desde el sentir femenino. Este es apenas un comienzo”.