Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Muerte de Diego Armando Maradona a los 60 años - Foto: Getty/Marcelo Endelli / Fotógrafo autónomo

deportes

Caso Diego Maradona | Verónica Ojeda rompe en llanto tras revelar qué le dijo Dieguito Fernando minutos después de la muerte del astro

En los últimos días Ojeda ha dado varias entrevistas en las que ha contado cómo ha afrontado la pérdida del padre de su hijo.

Verónica Ojeda es madre de Dieguito Fernando Maradona, uno de los cinco hijos del astro Diego Armando Maradona, quien falleció en noviembre pasado a los 60 años de edad. Ojeda, que había mantenido un perfil bajo tras el deceso del exfutbolista, en los últimos días ha dado varias entrevistas en las que ha contado cómo ha afrontado la pérdida del padre de su hijo.

En una entrevista concedida al programa argentino “Los ángeles de la mañana”, contó qué le dijo Dieguito Fernando cuando conoció la noticia de la muerte de su padre. En medio de lágrimas, la mujer afirmó que el menor de 8 años le dijo que quería empezar a jugar fútbol. “Me dijo: ‘Quiero ser futbolista, como papá era el 1, yo quiero ser el 2′”, manifestó.

Señaló, además, que en días pasados, Dieguito también le preguntó “por qué los médicos no salvaron a su papá”. “No sabía qué decirle”, sostuvo. Ojeda también contó que se enteró de la muerte de Maradona mientras iba en vehículo junto con su hijo en camino a la residencia en la que el exfutbolista residía.

Rocío Oliva y Verónica Ojeda, exparejas de Diego Armando Maradona
Rocío Oliva y Verónica Ojeda, exparejas de Diego Armando Maradona - Foto: Twitter

Afirmó que al entrar en la casa ubicada en la localidad de Tigre, el menor se quedó esperando en el carro junto a un psicóloga. “Después de un rato quería entrar a la casa de su papá, pero no entró a verlo. Había una psicóloga que me dijo si quería que entre Dieguito para saludar a su papá. Decidí que no, no era prudente que lo viera. Yo entré, lo saludé, le dije gracias por darme el hijo maravilloso que me dio”, manifestó la mujer conmovida.

Herencia

La semana pasada, el proceso de repartición de la herencia de Maradona dio un paso importante después de una jueza definiera que los cinco hijos serán los únicos beneficiarios de este proceso.

De acuerdo con la decisión, los herederos son Dalma, Giannina, Jana, Diego Fernando y Diego Junior. Estos son los cinco hijos reconocidos por el exfutbolista en vida, a pesar de que hay varios procesos judiciales de supuestos hijos que reclaman su paternidad.

En días pasados, Dalma y Giannina, las hijas mayores de Diego, le pidieron a la justicia que el abogado Matías Morla informe sobre el contrato que lo unía con el exfutbolista, sus honorarios, qué tipo de tareas realizaba y cuánto se le abonaba. A este pedido se sumaron Jana, Diego Fernando y Diego Jr.

Cabe recordar que Giannina y Jana a finales de febrero ampliaron su declaración testimonial ante la Fiscalía argentina, que investiga si hubo negligencia en la atención médica previa a la muerte de la leyenda del fútbol, el 25 de noviembre.

“Fue una declaración muy jugosa que nos permite entender los últimos días de Maradona”, declaró en las puertas de la Fiscalía General de San Isidro Rodolfo Baqué, defensor de una enfermera, uno de los siete profesionales investigados por el deceso, presente durante el testimonio.

En la investigación por homicidio culposo (involuntario) están acusados el neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz y dos enfermeros.

Se sumaron esta semana a los acusados el coordinador de una empresa privada de enfermeros y una médica designada por la empresa de medicina privada para coordinar la internación domiciliaria de Maradona en los días previos a su fallecimiento, a los 60 años.

Jana y Giannina “sitúan como médicos tratantes a Cosachov, a Luque y al psicólogo Díaz. Ellas son muy claras y determinantes en que ellos eran los que llevaban la voz cantante en el tratamiento”, insistió el letrado.

Según el abogado, las hermanas “profundizaron” lo que habían dicho en sus respectivas declaraciones testimoniales del 28 de noviembre, tres días después de la muerte del futbolista, ocasión en que Giannina ya había señalado que Luque era el ‘médico de cabecera”.

Asimismo, dijo que la última vez que visitó a Maradona lo había notado “muy hinchado” y que “semanas previas a su fallecimiento presentaba un deterioro tanto físico como cognitivo”.