Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Liverpool's Roberto Firmino, center, celebrates scoring his side's second goal during the Champions League quarterfinal second leg soccer match between Liverpool and Benfica, at Anfield stadium in Liverpool, England, Wednesday, April 13, 2022. (AP Photo/Jon Super)
Roberto Firmino fue la gran figura del partido de vuelta ante Benfica - Foto: AP

deportes

Luis Díaz disputará su primera semifinal de Champions con Liverpool: este es el rival

Los ‘reds’ no pasaron ningún problema para eliminar al Benfica con un amplio dominio en los dos partidos de la serie.

Jürgen Klopp pateó el tablero para el partido de vuelta ante Benfica por los cuartos de final de la Champions League y armó un equipo plagado de ausencias como la de Virgil Van Dijk, Mohamed Salah, Sadio Mané, entre otros.

En la previa al encuentro, el técnico alemán habló de la cantidad de partidos que jugarán en este remate de temporada, algo que ya dejaba ver la posibilidad de buscar alternativas parado en la ventaja 3-1 conseguida en la ida. “Este es un juego muy importante para nosotros. Nos esforzamos mucho el año pasado para clasificar y ahora podemos llegar a las semifinales, lo cual es increíble. Significa mucho para nosotros”, dijo.

Por fortuna, Luis Díaz entró en esa ecuación y fue incluido en el once inicial como lo había hecho la semana pasada en Lisboa. La única diferencia es que en esta oportunidad fue elegido para reemplazar a Salah en la banda derecha y no en la izquierda, como está acostumbrado a hacerlo tanto en Liverpool como en la Selección Colombia.

A pesar de ese cambio de perfil, el guajiro no desentonó y desde los primeros minutos fue desequilibrante. La primera clara a favor de los reds nació en sus pies con un centro cruzado, entrando al área que rechazó el arquero Odisseas Vlachodimos. El tiro de esquina que se ocasionó por esa jugada fue el que justamente le diera la ventaja a los locales, gracias a un cabezazo de Ibrahima Konaté por encima de cuatro defensores del Benfica.

Luego de superar la primera media hora de juego, los portugueses lograron empatar por un error en salida que le dejó servida la definición a Gonçalo Ramos. El delantero recibió al borde del área, abrió el pie y venció a Allison para poner todo 1-1 camino al descanso.

Klopp apretó las tuercas en la segunda mitad y el Liverpool empezó a engranar unos buenos minutos que tuvieron final feliz con el tanto de Roberto Firmino. Diogo Jota recibió un rechazo defectuoso y la centró a ras de piso para que el brasileño solo la tuviera que empujar detrás de los centrales al minuto 55.

Diez minutos más tarde, al 65, los reds desnudaron nuevamente las deficiencias defensivas del Benfica. Un tiro libre de Tsimikas cruzó toda el área para que Firmino empalmara de primera y marcara el segundo de su cuenta personal, tercero de una noche tranquila para el Liverpool, y pusiera el marcador idéntico a lo que fue la ida, un 3-1 que sentenciaba la clasificación si es que quedaba alguna duda.

Inmediatamente después de ese tanto, Díaz abandonó el campo de juego para dejar su lugar a Sadio Mané, quizás pensando en el partido que enfrentarán el próximo domingo frente al Manchester City por FA Cup. El colombiano dejó sobre el campo un rendimiento destacado y suficiente para seguirle poniendo problemas al técnico de cara a la elección de ese tridente titular, que cada vez está más peleado.

Benfica logró descontar nuevamente al 73 por medio de Yaremchuk, sin embargo, la distancia era demasiado grande para lo que quedaba en el reloj. Darwin Núñez puso algo de suspenso con otro tanto al 81, para el 3-3 inesperado en el juego de vuelta.

Liverpool ganó con un 6-4 en el marcador global y avanzó a semifinales como uno de los serios candidatos al título. Para Lucho será la primera experiencia en esta instancia, pues lo máximo a lo que había llegado con el Porto fue a cuartos en la temporada pasada cuando cayeron eliminados a manos del Chelsea.

El rival en esta fase será el sorprendente Villarreal, que viene de eliminar al Bayern Múnich en esta fase y a la Juventus en octavos de final. La ida será en Anfield en la última semana de abril, mientras que el juego de vuelta se disputará en territorio español iniciando el mes de mayo.