economía

Los hábitos que no permiten a la gente ser millonaria, según la revista Entrepreneur

Colombia ocupa el quinto lugar en América Latina, con el 42,2 % de intencionalidad empresarial.


Sin duda el mundo se ha contagiado de la vena emprendedora, una mentalidad que aborda las nuevas generaciones e invita a las anteriores a incorporarse en esta nueva era. Además, la pandemia hizo que varias personas se cuestionaran si lo que estaban haciendo en el momento era realmente lo que querían para el resto de su vida.

Por esta razón, muchos optaron por retirarse de su trabajo y arriesgarse a emprender. La incógnita de cómo sobrevivir es uno de los mayores interrogantes que actualmente se pregunta la sociedad y el factor que más incentiva a la hora de emprender.

Según el informe de Confecámaras (Dinámica de creación de empresas), en el 2020 se crearon alrededor de 280,000 empresas en todo el territorio nacional. Esto indica que el país ha crecido como un líder de emprendimiento y motiva a los jóvenes a seguir produciendo cada día más. Colombia ocupa el 5 lugar en América Latina con el 42,2 % de intencionalidad empresarial, según un estudio hecho por Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Cómo resultado, el 90 % de los encuestados en el país ven esta actividad como una opción de vida deseable y de largo plazo.

John Rampton, un emprendedor estadounidense que colabora con artículos para Entrepreneur, revista enfocada en consejos, estrategias, perfiles y guías para emprendedores en todo el mundo; hizo una lista de los 20 hábitos que impiden convertirse en millonario a la hora de emprender.

Sin embargo, los hábitos mencionados por Rampton no están relacionados únicamente con el mundo de los negocios y de las finanzas. El empresario igualmente, habla de costumbres relacionadas con las personas que rodean a quienes aspiran a tener grandes sumas de dinero, y temas relacionados con la salud, entre otros aspectos.

Dos hombres de negocios dándose la mano durante una reunión para firmar un acuerdo y convertirse en un socio comercial, empresas, empresas, confianza, éxito en el trato, contrato entre sus empresas.
Reemplazar a las personas tóxicas y negativas por aquellas que son optimistas, - Foto: Getty Images/iStockphoto

De acuerdo con su perfil de LinkedIn, John Rampton es un emprendedor que se dedica a ayudar con el crecimiento de compañías online. Además, ha recibido reconocimiento de revistas como Forbes y Entrepreneur por su trabajo como bloguero y emprendedor. “Para mí, igual que para muchas otras personas, estos 20 hábitos fueron los que me impedían convertirme en millonario”, resalta en su artículo publicado en la revista Entrepreneur.

Hábitos que bloquean ser millonario

Dormir cuando no se debe: según el autor, las personas exitosas son conocidas por despertarse, generalmente, más temprano que el resto de personas en sus hogares. Adquieren el hábito de empezar sus tareas desde primera hora sin sacrificar el tiempo que pasan con su familia.

Descuidar la salud: Rampton resalta que, cuando las personas no están saludables, suelen estar más cansadas, más estresadas y menos productivas. Además, pueden ser más propensas a enfermarse. “¿Cómo puedes enfocarte en la construcción de tu salud, si luchas contra esos factores todos los días?”, cuestiona el empresario.

No leer: las personas con dinero, invierten tiempo y esfuerzo en ampliar su conocimiento, aprender de otros e innovar. Adcionalmente, se mantienen al día con noticias y tendencias dentro de su industria, según el autor.

Depender de una sola fuente de ingreso: “Aquellos de nosotros que aspiramos la riqueza, tenemos que invertir parte de nuestros ingresos en pagar nuestras deudas, y reservar para el retiro e invertir”, afirma Rampton. Por otro lado, sostiene que eso no se refiere exclusivamente a la necesidad de conseguir otro trabajo, ya que se puede hacer algo que le apasione a la persona. Por ejemplo, escribir sobre moda, publicarlo en un blog y empezar a ganar un ingreso pasivo.

No establecer un presupuesto: las personas deben crear un presupuesto y adherirse en él. No hacerlo puede causar problemas financieros ya que, al no ver con exactitud las finanzas, pueden estar gastando más de lo que ganan.

No pensar a futuro: Rampton cita las palabras del autor Thomas Corley, quien recuerda que no ahorrar y gastar más dinero del que se gana genera pobreza. De acuerdo con lo que escribió Corley en su Libro “Change Your Habits, Change Your Life”, reveló que el 95 % de las personas de escasos recursos no ahorró, además, acumuló deudas para subsidiar su calidad de vida. En consecuencia, no tienen dinero ni para el momento de su retiro, ni para la educación de sus hijos, ni para las oportunidades que se presenten.

No prestar atención a pequeños gastos: a pesar de que parezca que no es así, los gastos pequeños como pagar una membresía para unas clases de baile sin usarla casi nunca, se suman inmediatamente a este tipo de gastos. Por esa razón, el autor resalta la importancia de administrar esos pequeños gastos haciendo un presupuesto. Además, sugiere mantener únicamente las suscripciones que realmente se usan.

Salir con la gente equivocada: “Reemplaza a las personas tóxicas y negativas de tu vida por aquellas que son optimistas, que te motivan y te apoyan”, dice Rampton.

Posponer: es necesario tomar medidas lo más pronto posible para salir del estancamiento financiero. “Un primer paso es pedir ayuda a un profesional financiero para ajustar el presupuesto” , afirma Rampton.

Beber y apostar: citando nuevamente a Corley quien afirma que “aquellos que apuestan, se engañan al pensar que hay un atajo para alcanzar el éxito”. Por esta razón, las personas con grandes cantidades de dinero crean el hábito de perseguir sus sueños y sus objetivos.

No encontrar un mentor: Rampton señala que se habría vuelto rico años atrás de haber encontrado un mentor antes de emprender. Dice que esto le habría permitido aprender de los éxitos y errores de otra persona; además, conocer sus consejos le habrían ayudado a omitir equivocaciones que ha experimentado.

Permanecer en la zona de confort: solo cuando las personas decidan dar el salto, encontrarán el éxito financiero. Además, agrega que es un hábito que le funcionó a Bill Gates fundador de Microsoft, Richard Branson fundador de Virgin entre otros.

No establecer metas diarias: Rampton adoptó la costumbre de escribir sus metas a diario y a primera hora de la mañana. Entonces, descubrió que establecer objetivos diarios le ayuda a priorizarlos desde los más importantes hasta los menos. “Priorizar significa hacer lo que en verdad importa”, concluye

Pensar negativamente: los pensamientos negativos más comunes, según el emprendedor, tienen que ver con dudar en sí mismo, creer que no se alcanzarán los objetivos y creer que la competencia es demasiado dura.

No ahorrar: Para el autor, es necesario enfocarse en adquirir cosas que le darán dinero a largo plazo. Por ejemplo, hacerlo mediante bienes materiales como un negocio rentable, una cartera de acciones en crecimiento o invertir en bienes raíces.

Crear excusas: uno de los mayores obstáculos que enfrentó Rampton para alcanzar la riqueza fueron las excusas. Por esta razón, en su artículo pide dejar de inventarlas y comenzar a trabajar.”Por ejemplo, no te preocupes por ahorrar cuando estás ahogando en deudas. Paga primero, y de esa manera podrás comenzar a ahorrar e invertir”

No seguir la regla 70/30: La regla propuesta por Jim Rohn consiste en que, una vez se paguen los impuestos, se aprenda a vivir con el 70 % de los ingresos para necesidades y lujos. Con respecto al porcentaje restante (30 %), sugiere dar un tercio a la caridad, un tercio a las inversiones de capital y el último tercio dejarlo para los ahorros.

.