plataformas

Conductores de Uber en Reino Unido tendrán derechos laborales, tras fallo judicial

La empresa reclasificará a 70.000 personas como trabajadores, lo que les permitirá recibir salario mínimo y tomar vacaciones, entre otras.


En una decisión histórica y tomada por cuenta de un fallo judicial, la plataforma Uber reclasificará a 70.000 conductores del Reino Unido como trabajadores, lo que les dará derecho a un salario mínimo y a tener vacaciones.

El gigante estadounidense de las reservas de automóviles con conductor anunció este martes que todas las personas que operan bajo dicha su sombrilla recibirán los beneficios a partir del miércoles.

Se trata de un cambio profundo para Uber, cuyos conductores eran hasta ahora considerados como autónomos. La empresa actuó con celeridad, luego de que recibiera una dura derrota en la Corte Suprema británica.

Hace un mes se conoció que el Alto Tribunal de ese país ratificó lo dicho previamente por un juez, en el sentido de que que quienes trabajan con la aplicación no son “autónomos”, sino “trabajadores”.

Sin dudas, esto puede llegar a transformar el modelo de negocio de Uber e impactar indirectamente en el de empleos esporádicos, que se ha venido implementando en todo el mundo con el nacimiento de diferentes plataformas.

Los siete magistrados del supremo decidieron por unanimidad rechazar las pretensiones de Uber y darle la razón a una corte menor, que había fallado en contra de la empresa.

“El tribunal laboral tenía razón al decir que los conductores son trabajadores”, dijo Nicholas Hamblen, juez de la Corte Suprema, quien leyó el fallo en vivo por Internet, en el que agregó que “los conductores están en una posición de subordinación y dependencia de Uber, por lo que tienen poca o ninguna capacidad de mejorar su posición económica o sus habilidades profesionales o empresariales”, señaló.

Así las cosas, los conductores de Uber en el Reino Unido cobrarán al menos el salario mínimo, tendrán derecho a vacaciones pagadas y podrán cotizar a un plan de pensiones al que contribuirá la empresa. El salario mínimo es de 8,72 libras (US$12,12) por hora en el Reino Unido y está previsto que suba a 8,91 libras en abril.

Un conductor de Uber gana más que eso de media y puede llegar a registrar entre 17 libras en Londres y 14 en el resto del país.

La empresa afirma que todos sus conductores quieren poder beneficiarse de estas ventajas, manteniendo la flexibilidad de sus condiciones de trabajo. Estas prestaciones se suman a las ya existentes, como el acceso gratuito al seguro médico y la indemnización por permiso parental.

“Es un día importante para los conductores del Reino Unido”, asegura Jamie Heywood, jefe de Uber para el norte y el este de Europa. “Uber es solo una parte del sector de las reservas de coches y esperamos que otros operadores se unan a nosotros para mejorar las condiciones laborales de estos trabajadores que son esenciales para nuestra vida cotidiana”, agregó.

La compañía, que tiene presencia en buena parte del mundo, deberá absorber parte del costo de darles estos derechos a los trabajadores, ya que difícilmente puede permitirse un aumento masivo de sus tarifas, especialmente en Londres, donde la competencia es feroz.

Otras plataformas de economía colaborativa están a la expectativa sobre los posibles efectos del fallo del tribunal británico.
Otras plataformas de economía colaborativa están a la expectativa sobre los posibles efectos del fallo del tribunal británico. - Foto:

A pesar de lo anterior, al conceder el estatus de empleado a los conductores, la empresa se ahorra largos procesos en los tribunales británicos, pues la decisión de la Corte Suprema podría haber permitido a los conductores acudir a la justicia para obtener los derechos que Uber les acaba de otorgar.

De igual forma, esto sienta precedente para otras apps, que podrían recibir un efecto colateral por cuenta de la providencia. Por ejemplo, los domiciliarios de Deliveroo, quienes están esperando la decisión del Tribunal de Apelaciones de Londres para saber si pueden acogerse a un convenio colectivo para tener mejores condiciones laborales.

Con información de la AFP.