aplicaciones

Solo una de las aplicaciones de domicilios, transporte y mensajería, entre otros, ofrece seguridad social en Colombia

Un estudio de la Universidad de Rosario y Fairwork Colombia reveló las condiciones de trabajo de plataformas de transporte y domicilios.


La facultad de ciencias humanas de la Universidad del Rosario y la empresa Fairwork Colombia revelaron cuáles son las condiciones de trabajo de los colaboradores de aplicaciones de transporte y reparto de alimentos en el país.

De acuerdo con el análisis, las aplicaciones como Beat, Didi, Uber, Rappi, Mensajeros Urbanos y iFood tienen serios desafíos para mejorar las condiciones de trabajo de sus colaboradores.

El informe “Promesas de las reformas al seguro social en la economía de plataforma”, analizó las condiciones de trabajo justo de los trabajadores de plataforma en Colombia en ocho aplicaciones: Rappi, iFood, Mensajeros Urbanos, Uber, Didi, Cabify, Beat y Hogarú. Estas pertenecen a tres sectores diferentes relacionados con el reparto de alimentos, transporte (transporte privado) y cuidado doméstico.

De acuerdo con el informe, si bien la escala de medición de la calidad de empleo de las plataformas estaba entre el 1 y el 10, todas las aplicaciones no superaron los 7 puntos en casi todas las preguntas, lo que revela que hay una gran cantidad de cambios que necesitan hacer para mejorar las condiciones laborales.

De hecho, de acuerdo con el informe, la mayoría de las puntuaciones están entre 0 a 1, lo que pone de relieve los desafíos y las oportunidades de las plataformas para lograr condiciones de trabajo decentes, según informó Óscar Javier Maldonado Castañeda, profesor de la Escuela de Ciencias Humanas de la Universidad del Rosario e investigador de Fairwork Colombia.

La aplicación con la mayor puntuación fue Hogarú, que ofrece servicios de limpieza diaria, con una media de siete puntos, y le sigue Cabify, aplicación de servicios de transporte, con cinco puntos.

Por su parte, las aplicaciones que registraron muy bajas puntuaciones en materia de condiciones decentes de trabajo, inclusive sacando cero (0): iFood con 2, Mensajeros Urbanos con 1, Rappi con 1, Uber con 1, Beat con 0 y Didi con 0.

Salarios justos

Según el reporte, en cuanto a si las aplicaciones están o no pagando salarios justos, el informe reveló que solo tres de ellas tienen un salario bruto de los trabajadores igual o por encima del salario mínimo, que en 2021 fue de 3.785 pesos la hora. Una plataforma podría demostrar que los trabajadores ganan un salario digno ($10.706 por hora para 2021) cuando trabajan al menos 48 horas a la semana para la plataforma.

“Al evaluar el salario mínimo, las puntuaciones tuvieron en cuenta no solo la cantidad pagada por la plataforma al trabajador por las horas trabajadas, sino también el costo de proporcionar equipos específicos para cada tarea y pagar los costos relacionados con el trabajo de su bolsillo.”, dice el informe.

En cuanto a las condiciones justas de trabajo, solo una plataforma proporciona seguridad social , pago por enfermedad y licencia de maternidad remunerada.

“Únicamente dos (2) plataformas proporcionaron pruebas suficientes que demuestra la toma de medidas activas para proteger a los trabajadores de los riesgos que surgen en sus puestos de trabajo. Estas apps fueron capaces de evidenciar alguna forma de protección ante la pandemia por la covid-19, incluyendo el suministro de equipos de protección personal (EPP) a los trabajadores de forma gratuita y esquemas de cobertura de salud y seguros de accidentes”, dice el informe.

Sobre la contratación justa, hay una mejor calificación de las aplicaciones, ya que al menos siete tienen los términos y condiciones claros y accesibles. Sin embargo, la mayoría de ellas no pudieron demostrar que proporcionarán un período de notificación cuando se introdujeran cambios importantes a dichos términos y condiciones.

Finalmente, frente a uno de los temas más discutidos de las aplicaciones, como si representan de forma justa a los colaboradores, el informe reveló que: “hay una resistencia a reconocer cualquier tipo de representación porque se asume como parte de la relación empleador-trabajador, que las plataformas niegan fuertemente. A pesar de este contexto sombrío, una plataforma puntúa, principalmente por los esfuerzos de esta para reconocer la representación colectiva de los trabajadores, así como el derecho a elegir a sus propios representantes”.