inversionistas

Cinco gigantes chinas dejarán de cotizar en la Bolsa de Nueva York, ¿cuáles y por qué?

Las compañías anunciaron su “retirada voluntaria” del mercado bursátil estadounidense.


Cinco importantes firmas chinas anunciaron este viernes 12 de agosto que dejarán de cotizar en la Bolsa de Nueva York, en momentos en que organizaciones del gigante asiático están bajo el escrutinio del regulador estadounidense.

En comunicados separados, las compañías de petróleo Sinopec y PetroChina, el peso pesado de los seguros China Life Insurance, el gigante del aluminio Chalco, así como una filial de Sinopec con sede en Shanghái, aseguraron que están iniciando los trámites para una “retirada voluntaria” de la Bolsa de Nueva York.

La retirada se produce en un contexto de tensión creciente entre Pekín y Washington por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense Nancy Pelosi la semana pasada a Taiwán, una isla que China reclama como parte de su territorio.

Pekín reaccionó enfurecido a la visita y realizó maniobras militares de una amplitud sin precedentes alrededor de la isla autónoma. Igualmente, el ejecutivo chino suspendió la cooperación con Washington en ámbitos como el cambio climático o el combate contra el narcotráfico.

Las cinco compañías figuraban precisamente en una lista de empresas publicada por el regulador norteamericano, la SEC, amenazadas de ser retiradas de Wall Street en caso de no cumplir con los nuevos requerimientos de auditoría, en vigor desde finales del año pasado.

Las cinco empresas anunciaron en comunicados separados que esperan poner fin a su cotización en Wall Street a inicios de septiembre. Todas ellas argumentaron su decisión señalando el coste de mantener la cotización en Estados Unidos, así como el peso de cumplir con las nuevas obligaciones de auditoría.

En 2020, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que apuntaba específicamente a las empresas chinas, en virtud de la cual la Junta de Supervisión de Contabilidad de Empresas Cotizadas (PCAOB, una organización sin ánimo de lucro creada por el propio Congreso) debe tener la posibilidad de inspeccionar auditorías de firmas extranjeras cotizadas en Estados Unidos.

Las empresas de China continental y Hong Kong precisamente son conocidas por no enviar sus informes financieros a auditores con licencia en Estados Unidos.

En la lista de más de 250 empresas bajo riesgo de quedar fuera de cotización en Estados Unidos está el gigante chino del comercio electrónico Alibaba.

El regulador bursátil chino comentó a su vez que la decisión de retirarse de Wall Street fue tomada por las cinco empresas en base a sus “propios criterios de negocio”.

La retirada “no afectará el continuado uso por parte de las empresas de mercados de capitales domésticos y extranjeros para la financiación y el desarrollo” de sus actividades, añadió el regulador chino en un comunicado.

Vale la pena recordar que este miércoles 10 de agosto fue un día decisivo para el mercado bursátil estadounidense gracias a las cifras de la inflación en Estados Unidos.

Aliviados y optimistas se mostraron los inversionistas en el mercado de valores de Wall Street, luego de que el gobierno de los Estados Unidos anunciara que por fin la inflación en los Estados Unidos comenzó a ceder, luego de la caída registrada en julio gracias a la baja en los precios de la gasolina.

De esta forma, la bolsa de Nueva York celebró este miércoles, 10 de agosto, que poco a poco se aleja el fantasma de la recesión en Estados Unidos y que los planes iniciados por la Fed y la Casa Blanca desde marzo, para contener un aumento de precios que llegó a niveles históricos, parecen estar dando resultados.

Al cierre de operaciones para esta jornada, el índice Dow Jones ganó 1,63 %, mientras que el tecnológico Nasdaq, que ayer cerró en terreno negativo, hoy finalizó con una fuerte alza del 2,89 %. Por último, el selectivo Standard & Poors 500 subió 2,13 %.

La inflación se moderó levemente en Estados Unidos en julio, según datos oficiales publicados el miércoles, gracias a las alzas de tasas de interés de la Reserva Federal para enfriar la economía y a una caída en los precios de la gasolina.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) cayó a 8,5 % en 12 meses a julio, según las cifras del Departamento de Trabajo, por debajo de lo esperado por el mercado. El dato es un bálsamo para el presidente Joe Biden, a pocos meses de las elecciones legislativas de medio mandato de noviembre.

*Con información de AFP