los mejores

Disciplina y leer bien, hábitos para obtener un puntaje alto en las Pruebas de Estado

El colegio Anglo Americano de Bogotá no solo se destaca por sus buenos resultados académicos, sino porque logra las calificaciones promedio más altas con el mayor número de estudiantes. El año pasado graduó a 175.


Uno de los atributos que más se valoran en el ranking de Dinero es el esfuerzo colectivo de los estudiantes, pues es más sencillo obtener resultados sobresalientes con grupos pequeños que con grupos grandes. Por ende, es destacable el desempeño del Colegio Anglo Americano de Bogotá, que con 175 estudiantes logró el quinto resultado promedio del Icfes más alto del país.

Esta es la institución con más evaluados en los 134 primeros lugares del escalafón, y entre ellos el mejor puntaje lo obtuvo Santiago Castañeda, quien alcanzó 473 de puntos de 500 posibles. Lo atribuye a la anticipada preparación para el examen desde el grado sexto y a que combinó los preicfes del colegio con simulacros que encontró en internet.

El reencuentro en las aulas ha sido para muchos niños de colegios y escuelas, toda una experiencia.
Los mejores colegios del país lograron adaptarse a la virtualidad y a las nuevas exigencias de la pandemia, sin mermar en su calidad académica. - Foto: Getty Images

El día del examen estaba nervioso y sintió mucha presión, pero, cuando empezó a responder las preguntas, se dio cuenta de que era para lo que se había preparado.

Su alto puntaje también es consecuencia del hábito de la lectura, que según Santiago es fundamental para la correcta interpretación de las preguntas tipo Saber. Dice que en ese hábito influyó bastante el colegio, así como una profesora de Biología que logró que se enamorara de la materia y que lo llevó a tomar la decisión de volverse profesional en ese campo. Actualmente, estudia Biología en la Universidad Javeriana.

Con respecto a la carga académica durante sus años de bachiller, dice que no es tanta como se presume para un colegio de alta calidad como el Anglo Americano; sin embargo, acepta que es una institución estricta y eso les da a sus egresados las bases para ajustarse a la carga académica de la vida universitaria.

En cuanto a la pandemia, Santiago considera que tuvo ventajas y desventajas. Entre las primeras está haber adquirido una mayor disciplina, pues debía hacer un mayor esfuerzo por concentrarse cuando estaba en la casa, donde abundan las distracciones. También valora el mayor tiempo que pasó con su familia. Entre las desventajas, menciona el cansancio de los ojos por tanto computador, la facilidad de la copia y el no haber vivido experiencias usuales del grado once, como la fiesta del prom o la excursión.