Tendencias
Superindustria - Mini World
La Superindustria La #SIC ordenó a la organizadora del certamen Mini World Colombia, abstenerse de publicar datos personales e imágenes de menores de edad participantes del concurso, si no existe la autorización de sus representantes legales. - Foto: Superintendencia de Industria y Comercio

empresas

Duro jalón de orejas de la SuperIndustria al concurso infantil Mini World

Los organizadores de este certámen deberán ser más rigurosos con los datos de los menores que participan allí.

La Superintendencia de Industria y Comercio hizo un llamado este viernes 16 de agosto a los organizadores del concurso Mini World Colombia para que sean más rigurosos con el tratamiento de datos personales que actualmente le están dando a la información de los menores de edad que participan en ese certamen, advirtiendo que no se puede poner en riesgo su privacidad.

En este sentido, como autoridad nacional de Datos Personales, ordenó a Aura Milenta Amaya Torres, responsable del tratamiento de datos y organizadora de este concurso, eliminar la publicación de información e imágenes personales de una menor de edad participante de la competencia.

De acuerdo con esta autoridad, la decisión se dio porque se logró demostrar que “no contaba con la autorización de los representantes legales de dicha infante para tratar su información personal, incumpliendo el literal b) del artículo 17 de la Ley 1581 de 2012″, situación que calificó como grave.

Dichas publicaciones fueron realizadas en la cuenta de Facebook @ninacolombiaorg (antes @MiniworldCol) y en las cuentas de Instagram @ninacolombiaorg (antes @miniworldcolombia) y @dollsco, por lo que esta Autoridad ordenó abstenerse de publicar imágenes personales de menores de edad y de cualquier persona si no cuenta con la autorización para el tratamiento de datos personales, así como implementar una Política de Tratamiento de Información”, agregó la superintendencia.

Adicionalmente, se exhortó a los representantes de este concurso para que adopten medidas efectivas con el fin de atender los requerimientos de la ciudadanía y suministrar la información solicitada por esta Autoridad. Advirtiendo que este tipo de situaciones son mucho más delicadas si se involucran a menores de edad.

“Con la presente actuación administrativa, se hace un llamado a la ciudadanía y a aquellas empresas que en sus páginas web, redes sociales o en su día a día tratan datos, especialmente de niños, niñas y adolescentes, la importancia y el deber de protección y amparo del derecho fundamental de Habeas Data”, se indicó desde esta autoridad.

La Superintendencia de Industria y Comercio aclaró que contra este acto administrativo proceden los recursos de reposición y de apelación, al tiempo que recordó que tiene disponible de manera virtual y gratuita la guía “Cuida tu identidad y protege tus Datos Personales: riesgos sobre el tratamiento de datos personales de niños, niñas y adolescentes”.

Protección de datos personales: un asunto que no es menor

Según el más reciente balance de la Superintendencia de Industria y Comercio, frente a la protección de datos personales, en el país se recibe un promedio de 1.353 quejas mensuales en promedio, para un total de 16.237 registros en el año, de las cuales el 89,9 % de ellas se presentaron por presuntas infracciones a la Ley de habeas data financiero.

La queja principal fue el incumplimiento del principio de veracidad o calidad de la información (los datos no son ciertos o están desactualizados), y la falta de autorización para recolectar y usar los datos. Además, durante 2021 se impusieron multas por 7.580 millones de pesos y se emitieron 2.070 órdenes para que las empresas cumplan con la legislación que protege los datos personales.

Por otra parte, el Centro Cibernético de la Policía Nacional reveló que la actividad maliciosa en internet se ha incrementado más del 150 % recientemente, debido a que cada vez las personas usan más los canales digitales para realizar trámites, hacer comprar o pagar sus cuentas, por lo que los criminales cada vez están más al acecho.

“Es evidente que, con el uso creciente de internet, la entrega de datos personales se ha hecho más común, pues distintos sitios web o aplicaciones los solicitan para acceder a sus servicios”, indicó el director ejecutivo de la firma Adalid, Andrés Guzmán Caballero.

No obstante, esta información no solo puede ser usada con fines comerciales, sino también para acciones fraudulentas, como el hackeo, robo de dinero, ciberacoso y suplantación de identidad, entre otros, señaló el experto.