política monetaria

El argumento de los miembros de la junta de BanRepública para subir más las tasas de interés

Los 3 integrantes del equipo que rige la política monetaria que quieren subir 150 puntos básicos exponen sus razones en las Minutas que divulga el Emisor posterior a la reunión en la que aumentaron las tasas hasta el 6 %.


‘Apretando tuercas’ para que los colombianos no se endeuden tanto con créditos para cubrir sus necesidades básicas. Eso es, en parte, lo que hace el Banco de la República cuando sube las tasas de interés como pasó en la más reciente reunión, en la que subió 100 puntos básicos y dejó la llamada tasa de referencia para los créditos en 6 %.

El objetivo de las medidas del Emisor, con la política monetaria, es evitar que la inflación siga subiendo, como resultado de una mayor demanda de los consumidores (peor si es a punta de crédito), sin que exista la suficiente oferta de productos, lo que lleva a que los precios de lo que hay (mercancías de inventarios y producción nueva), se incrementen.

El gran dilema para los integrantes de la junta directiva del Banco de la República es que, si suben mucho las tasas, se corre el riesgo de frenar el crecimiento de la economía, y si no lo hacen, la inflación podría subir a niveles que afecten el consumo de los hogares y, por consiguiente, el bienestar de las familias.

Las decisiones del Emisor en este 2022 han sido las de subir de forma gradual las tasas de interés de referencia, aplicando 100 puntos básicos en cada oportunidad. No obstante, hay una división entre los integrantes del equipo rector de la política monetaria del país.

En esta ocasión, en la reunión del 29 de abril, 3 de los 7 integrantes estimaron que la subida en las tasas de interés debería ser más agresiva, teniendo en cuenta que la inflación anual, en marzo, llegó a niveles de 8,53 %.

Los argumentos para ser más agresivos

Fue así como, esos tres expertos votaron distinto a los otros cuatro, por un incremento de 150 puntos básicos, para lo cual, argumentaron que “las últimas encuestas de expectativas de inflación tuvieron un incremento importante para 2022 y en menor medida para 2023”. Dichas expectativas sugieren “un carácter más persistente de la inflación que podría debilitar la credibilidad en el retorno de la inflación hacia la meta que persigue la política monetaria”.

Eso implica que, con el tiempo de duración que tendrá la tendencia alcista de la inflación, y el techo al que llegará este indicador, nada está ‘cantado’.

Los miembros a favor de una mayor alza en las tasas de interés se mostraron preocupados con el comportamiento del escenario crediticio, el cual, “ha venido mostrando un dinamismo importante, especialmente en las carteras comercial y de consumo”. De hecho, al presentar las conclusiones de la Junta, el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, habló de un crecimiento de 18% en la cartera de créditos, situación que, si bien aún no está desbordada, tampoco es algo como para descuidar.

Uno de los consejos de los expertos es determinar si todos los integrantes de la familia pueden consumir los mismos alimentos. Foto: Getty images.
Alimentos y comida fuera del hogar, entre lo que más incrementa. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

En ese contexto, los integrantes de la junta del Emisor que buscan subir de una sola vez 150 puntos básicos, reiteraron su preferencia por un ajuste más rápido de la tasa de interés, pues estiman que, de esa manera, “se contribuirá a maximizar el impacto de las decisiones de política sobre las expectativas de inflación y sobre las prácticas de fijación de precios, con lo cual se reduce el riesgo de que los aumentos posteriores en la tasa de interés tengan que ser mayores”.

Hasta dónde llegarán las alzas

Sobre el techo que tendrá el ciclo alcista de la tasa de interés del Emisor hay varios puntos de vista. Por ejemplo, los analistas de BBVA estiman que se detendrá cuando llegue a un 8%, lo que, aún si se cumple ese pronóstico, ya es motivo de preocupación entre los colombianos, que estaban acostumbrados a una inflación moderada, de entre 2 y 4%, lo que permitió por años, la toma de créditos baratos.