carbón

En abril se abrirá el proceso para adjudicar las minas de carbón que devolvió Prodeco

La compañía decidió entregarle a la ANM las minas Calenturitas y La Jagua porque el reinicio de las operaciones no le resultaba económicamente viable.


La Agencia Nacional de Minería (ANM) realizará en el mes de abril de 2022 una nueva ronda minera para adjudicar nuevas áreas estratégicas de carbón térmico, y en este proceso se incluirán las minas Calenturitas y La Jagua, ubicadas en el departamento del Cesar, y que le devolvió Prodeco a la ANM en 2021.

La compañía, que pertenece a Glencore (también dueña de Cerrejón), aseguró en febrero de 2021 que el reinicio de sus operaciones mineras, que fueron suspendidas por la llegada de la covid-19 a Colombia, no resultaba económicamente viable, teniendo en cuenta las expectativas de precios a la baja en los mercados objetivo de Prodeco.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, destacó que estas dos minas están listas para arrancar a producir, además ya tienen licencia ambiental y se pueden transferir a un nuevo titular. “La idea es seguir expandiendo la producción y exportación de carbón para aprovechar este super ciclo (de precios)”, agregó.

La ronda minera tendrá unas reglas similares a las que tuvieron los procesos anteriores para proyectos de cobre y fosfatos, y según el ministro, la adjudicación se llevará a cabo antes de que se acabe el Gobierno del presidente Iván Duque el próximo siete de agosto.

Nuevos mercados para el carbón colombiano

El alto precio del carbón térmico, que en las últimas semanas ha alcanzado máximos históricos por encima de los 400 dólares la tonelada, representa una gran oportunidad para Colombia, luego que la pandemia de la covid-19 afectará su producción, al igual que la huelga en Cerrejón que duró más de 90 días en 2020.

De acuerdo con el ministro Diego Mesa, Colombia cerró 2021 con un crecimiento en la producción del 12,5 % y este año la meta es lograr 64 millones de toneladas, un incremento entre el 8 % y 10 % frente a las cifras del año pasado.

Para continuar en esta senda de reactivación del carbón térmico, Colombia está, nuevamente, exportando a Irlanda, que había dejado hace cinco años de comprar carbón colombiano para reemplazarlo por el carbón ruso. Sin embargo, a raíz de las sanciones económicas que se han impuesto a Rusia, tras la invasión a Ucrania el pasado 24 de febrero, en febrero Colombia reactivó sus exportaciones a Irlanda.

 El año pasado se exportaron unos 60 millones de toneladas de carbón. Para este año la cifra ascenderá a unos 65 millones. El precio del carbón alcanzó, en medio de la invasión rusa a Ucrania, los 400 dólares por tonelada.
Este año la meta es lograr un producción de 64 millones de toneladas, un incremento entre el 8 % y 10 % frente a 2021. - Foto:

Adicionalmente, desde octubre de 2021 el país comenzó a exportarle carbón térmico a República Dominicana, que no era un cliente habitual de Colombia. Igualmente, según el ministro Diego Mesa, se han recibido cartas de Polonia y una serie de países de Europa del Este, a través del Banco Mundial, que han mostrado interés por el carbón nacional.

Alerta por escasez de carbón para generar energía

Hace unos días la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) lanzó una alerta sobre la situación actual de escasez de carbón térmico que podría afectar la generación de energía en Colombia.

Esto se debe a que, por los altos precios del carbón térmico, algunos productores han decidido priorizar las ventas al exterior e incumplir algunos contratos, pagando las penalidades respectivas, ya que la producción ha sido más rentable.

Ante esta situación, el ministro Diego Mesa se reunió con la Asociación Colombiana de Minería (ACM), y les ha pedido a todos los productores de carbón en el país que le den prioridad al mercado local, aunque advirtió que “existe un régimen contractual entre privados, en el cual el Gobierno no tiene incidencia”.

Puerto Drummond, Santa Marta.
El ministro Diego Mesa le pidió a todos los productores de carbón en el país que le den prioridad al mercado local. - Foto: Carlos Julio Martínez

A pesar de la alerta de Andeg, aseguró que “no vemos un riesgo desde el punto de vista de seguridad energética porque los embalses están en muy buenos niveles (58,1 % al 21 de marzo), vienen proyectos de energías renovables por todo el país e Hidroituango va a entrar a operar en julio”.

Sin embargo, el ministro de Minas y Energía también reiteró que es necesario hacer una nueva subasta de energía para suplir la demanda de energía al año 2026. Próximamente se abrirá el proceso para que el próximo gobierno realice las respectivas adjudicaciones.

Estamos definiendo si solo necesitamos una subasta de Cargo por Confiabilidad, en la que ya pueden participar energías renovables no convencionales, o si es necesario complementarla con una subasta de renovables”, afirmó.

¿Subirán los precio de los combustibles?

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, también se refirió a los precios de los combustibles y dijo que, por ahora, no tendrán nuevas alzas en el país. “El mensaje es de estabilidad en los precios”, esto a pesar que el precio del petróleo Brent ha logrado máximos en las últimas semanas tras el conflicto entre Rusia y Ucrania.

La estabilidad en los precios se logra gracias a la operación del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), que al cierre de febrero tenía un saldo de 7,5 billones de pesos.

“Hay un contexto inflacionario muy complicado a nivel mundial y tenemos una presión inflacionaria, sobre todo en alimentos, que hemos logrado proteger a través de mantener estable el precio del diésel, que es el combustible con el que se transportan los bienes y alimentos del país”, aseguró.