macroeconomía

Esta es la comparación del salario mínimo en Colombia, con el del resto de países de Latinoamérica

Este martes se hizo oficial el anuncio del aumento del 10,07 % en el salario mínimo en Colombia para 2022.


Como lo habían pronosticado algunos analistas, este año el incremento en el salario mínimo se logró como producto de un acuerdo entre sindicatos, empresarios y el Gobierno.

La cifra de aumento establecida implica un incremento del 10,07 %, como lo había anunciado en días previos el presidente Iván Duque. Solo faltaba acordar si el incremento en el auxilio de transporte se haría con la misma cifra, lo que se definió en la mañana de este martes.

De esa manera, el salario mínimo acordado llevará a los trabajadores que devengan ese ingreso a obtener en el próximo año la suma mensual de 1.117.172 pesos, incluido el subsidio de transporte.

El presidente Iván Duque Márquez calificó como histórico el acuerdo entre trabajadores, gremios y Gobierno, algo que no ocurría desde 2018, pues el incremento se venía estableciendo por decreto unilateral (el gobierno lo fijaba).

En dólares, y sin el subsidio de transporte, el mínimo en Colombia equivale a cerca de US$257 (con la tasa de cambio actual), pero ¿cómo está esta mensualidad si se compara con la de otros países de América Latina?

Así las cosas, el salario mínimo mensual legal vigente de Colombia quedaría por debajo de varios países como Ecuador, donde el presidente Guillermo Lasso anunció un aumento hasta los US$425; de Chile, donde equivale a US$441; Uruguay, donde está en US$423, y Bolivia, donde es de US$309.

Queda igual al de Perú y superaría a Argentina, donde se pagan casi US$243; México, en donde el salario es de US$215; Brasil, en donde el mínimo pagado debe ser de US$207, y Venezuela, que por su profunda crisis, únicamente llega a los US$2.

En Colombia, el porcentaje de incremento aplicará tanto para el componente salarial como para el subsidio de transporte.

Las centrales obreras expresaron que “ha sido una lucha de muchos años y un resultado del estallido social”.

Lo cierto es que el salario mínimo, finalmente, llegó al millón de pesos, por lo que el presidente Duque destacó que es un reconocimiento a los trabajadores. “Ellos se merecen todo nuestro mensaje. Y es una medida de equidad”.

Lo que viene

Lo que viene ahora será la firma del documento en el que se sella el acuerdo, el cual beneficiará a más del 60 % de la población ocupada que devenga ese ingreso.

El incremento recae sobre los trabajadores formales y afectará otros costos, cuyo incremento está indexado al salario mínimo, como lo es el aumento de los costos de salud (cuota moderadora), las multas, el valor del arriendo y, en algunos casos, el valor de la administración en la propiedad horizontal.

El presidente Iván Duque dejará un legado importante en temas medioambientales, acceso a la vivienda para cientos de miles de colombianos (42 % de los cuales tiene menos de 30 años) y un esfuerzo importante de la vacunación (hoy más del 70 % de la población tiene al menos una dosis).

También llevará las banderas de una recuperación económica sin precedentes, ya que este año el PIB crecerá alrededor del 9,5 %. Este impulso a la clase trabajadora lo dejaría como el mandatario que tuvo la mayor expansión de los programas sociales en la historia de Colombia y como un defensor de los trabajadores.