macroeconomía

Fendipetróleo afirma que estaciones de gasolina podrían quebrar por nueva regulación

El gremio pidió la suspensión inmediata del reglamento técnico expedido por el Ministerio de Minas y Energía en días pasados.


El pasado 30 de marzo comenzó a regir en el país el nuevo reglamento técnico para los distribuidores minoristas de combustibles, el cual consiste en una relación de requerimientos para el funcionamiento de las estaciones de servicio, que, a su vez, según Fendipetróleo, implicaría una serie de nuevas inversiones de parte de los propietarios y que superarían los 200 millones de pesos por estación.

El gremio aseguró que en reiteradas ocasiones le ha solicitado al Gobierno nacional la suspensión inmediata de dicho reglamento, ya que a la fecha no se han reconocido, vía tarifa o margen, los costos y gastos en los que deben incurrir los distribuidores minoristas de combustibles por “la imperatividad de las exigencias del reglamento técnico”.

Precisamente, es en cabeza del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Ministerio de Minas y Energía que está la obligación de establecer las tarifas y márgenes asociados a la remuneración de la distribución de los combustibles que forman parte de un mercado totalmente regulado.

Fendipetróleo afirmó que esta situación “atenta gravemente con la sostenibilidad de estos negocios y con la prestación del servicio público de la distribución de combustibles” en el país. Además, resaltó que, desde 2006, los distribuidores minoristas “han hecho un esfuerzo gigante” en recursos económicos, de personal y tecnología para cumplir con la regulación.

Así mismo, Fendipetróleo aclaró que el sector no se opone a tener unos mejores estándares para la prestación del servicio público, pero “debe ser un proceso sistemático, viable en su aplicación y de construcción conjunta que permita cumplir con los objetivos propuestos o de lo contrario será un proceso fallido, que terminará perjudicando no solo a las estaciones de servicio, sino a todos los consumidores del país”.

En el departamento de Norte de Santander hay 155 estaciones de servicio habilitadas para vender combustible al público.
Con la expedición del nuevo reglamento técnico, los propietarios de las estaciones de servicio tendrían que asumir inversiones por 200 millones de pesos. - Foto: ARCHIVO SEMANA.

Es por ello que el gremio solicitó, “de carácter urgente”, que el Ministerio de Minas y Energía antes de establecer estos nuevos requerimientos debe atender, junto a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), los costos de operación de las estaciones de servicio, ya que asegura que estos están por encima de los precios máximos establecidos por la entidad para la venta de combustible en aquellas regiones en que aplica el régimen de libertad regulada.

Por otra parte, Fendipetróleo aseguró que la decisión de implementar un nuevo reglamento técnico agrava la guerra de precios que hoy se vive en las principales ciudades del país y que ha llevado a la quiebra a miles de pequeñas y medianas estaciones de servicio en dichas locaciones.

El Salvador congela los precios de los combustibles por dos meses

La Asamblea Legislativa de El Salvador, con 78 votos a favor, aprobó un subsidio a los combustibles y la congelación de sus precios durante un periodo de dos meses, es decir que los precios por galón (3,78 litros) estarán sin cambios hasta el próximo 31 de mayo.

La ejecución de la medida tendrá un coste de 12,5 millones de dólares durante cada quincena que esté vigente, lo que representará un coste aproximado de 50 millones de dólares.

  La papa y la gasolina han sido dos fuerzas opuestas de la inflación. La primera es el producto que más ha subido de precio este año, mientras que la segunda  ha permitido que Colombia tenga una inflación inferior a la de muchos países.
Con la medida, el precio de la gasolina superior será de 4,31 dólares en la zona occidental y central de El Salvador. - Foto: istock

El precio que será fijado dependerá del tipo de combustible. Hasta el momento, se desconoce la forma en la que la medida será financiada. Al respecto, el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro, se limitó a decir que “el dinero alcanza cuando no se roba”, según recoge el diario La Prensa Gráfica.

Con la medida, el precio de la gasolina superior será de 4,31 dólares en la zona occidental y central, mientras que en la zona oriental será de 4,32 dólares. Por su parte, la gasolina regular y el diésel se fijarán en 4,15 dólares y 4,14 dólares, respectivamente, en las tres zonas.

Por otro lado, el Gobierno entregará de forma directa el subsidio a los distribuidores de combustibles, de modo que la reducción de precios deberá ser trasladada a los consumidores posteriormente.

La Administración de Nayib Bukele advirtió que las empresas importadoras que no trasladen el subsidio a los consumidores podrán ser sancionadas hasta con 500 salarios mínimos.