trabajo

La mayoría de trabajadores de todo el mundo esperan seguir en teletrabajo después de la pandemia

Una encuesta revela que el 85 % de los empleados preferiría seguir en teletrabajo, una vez superada la pandemia.


La firma Actineo llevó a cabo una encuesta en Francia, Inglaterra, Holanda, Estados Unidos y Singapur sobre la preferencia de los empleados para seguir en teletrabajo, una vez sea superada la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con el sondeo, el 85 % de los consultados dijo que el teletrabajo se volverá “una parte cada vez más importante” de sus respectivas vidas laborales.

La encuesta, citada por AFP, también revela que los trabajadores esperan que, en un futuro no muy lejano, el teletrabajo se convierta en una situación de “dos o tres días a la semana”.

El 24 % de los encuestados por Actineo dijo que incluso lo ideal sería trabajar tiempo completo desde casa, pues creen que esta es una forma de laborar “bien percibida y fomentada”.

En contraste, hay quienes se oponen al teletrabajo por distintos motivos. La encuesta muestra que el 22 % de los consultados no quiere trabajar desde casa por “la interferencia de su vida laboral en su vida privada”.

De otro lado, hay un grupo importante de trabajadores que dice que no opta por el teletrabajo porque las compañías en las que laboran no impulsan este mecanismo. Según el sondeo, el 29 % de los encuestados dijo que las empresas no apoyan el trabajo desde casa, mientras que el 26 % dijo que las labores que realizan no se adaptan al teletrabajo.

La mayoría de los encuestados admitió que les resulta difícil mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, o que no tienen el equipo o el espacio adecuados en casa.

La encuesta se llevó a cabo en San Francisco, Ámsterdam, Londres, Singapur y París con una participación de más de 3000 empleados de distintos sectores de la economía.

¿Cómo cuidar la salud mental en el teletrabajo?

Cientos de colaboradores están laborando hoy desde casa. Se levantan, encienden su computador, revisan los correos pendientes y se disponen a trabajar, y así ha sido durante más de un año desde la llegada de la pandemia.

En Colombia, la modalidad de teletrabajo no era ampliamente reconocida, por lo que la transición fue más difícil tanto para las empresas como para sus colaboradores. Las largas jornadas, la ausencia de límites entre la vida personal y laboral, la monotonía del espacio, las altas exigencias y otros factores han incidido sobre todo en la salud mental de los empleados.

Fue en 2019 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al burnout como una enfermedad y, ahora, será parte de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedad y Problemas de Salud Conexos que entrará en vigor a partir del 1.° de enero de 2022.

Considerando que el teletrabajo ha llegado para quedarse, PageGroup, la compañía de reclutamiento especializado de profesionales, entregó algunas recomendaciones para cuidar la salud mental de los colaboradores en medio del trabajo en casa:

1. Lo primero es que los líderes y jefes comprendan el contexto en el que están sus empleados y todo el país, siendo conscientes de que esta coyuntura ha afectado las dinámicas cotidianas de la mayoría de las personas y, por tanto, han experimentado distintos escenarios de estrés, pánico o incertidumbre. Es justamente eso lo que se quiere evitar.

2. Es clave mantener los canales de comunicación de la compañía activos, de tal forma que los colaboradores se sientan acompañados. Ahora, no se trata de que las comunicaciones se conviertan en el medio de control de las actividades o se centren en el temor por no lograr los objetivos trazados; por el contrario, deben fomentar un espacio de trabajo agradable y de retroalimentación constante.

3. En esta misma línea, es importante generar encuentros en los que los empleados puedan contar cómo están y cómo se sienten en medio de esta situación. Este ejercicio es esencial para que las personas puedan entender qué les provoca esa emoción y así poder tomar las acciones adecuadas para mejorar.

4. Si bien es esencial estar aterrizados en el presente, en lo que está sucediendo e ir respondiendo a los retos que la actualidad demanda, también es fundamental tener la mirada puesta en los planes a futuro, ya que no se pueden descuidar las metas a largo plazo.

5. Fomentar una cultura de confianza, mostrando una disposición a escuchar atentamente para que las personas puedan manifestar sus emociones en los momentos que así lo considere necesario.

Con información de AFP.