Tendencias
El gasto de los hogares ha sido protagonista en el crecimiento de la economía. Los días sin IVA y una mayor actividad comercial lo han evidenciado.
El gasto de los hogares ha sido protagonista en el crecimiento de la economía. Los Días sin IVA y una mayor actividad comercial lo han evidenciado. - Foto: guillermo torres-semana

economía

Pilas, malas noticias porque se hundieron de nuevo los días sin IVA en la reforma tributaria: a los comerciantes y los colombianos la ilusión les duró un suspiro

En las próximas horas sería radicado el texto de la reforma tributaria del presidente Gustavo Petro.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, confirmó que en el texto de la ponencia del proyecto de reforma tributaria que fue ajustado este 4 de octubre con los ponentes, la propuesta de realizar las dos jornadas del Día sin IVA para el próximo año no fue incluida. “El acuerdo con los ponentes fue no incluirlos”, dijo el funcionario.

El proceso de construcción de la ponencia de la reforma tributaria ha dado para todo. En días pasados, desde el mismo Ministerio de Hacienda se habló de la inclusión de las jornadas por las cuales abogaban los comerciantes del país, con el argumento de que ayudaban a reactivar el sector, el cual es uno de los que más empleos genera.

Por esa razón, entre ponentes y representantes del Gobierno habían acordado (en días pasados), aceptar la realización de dos Días sin IVA en 2023, pero solo para incentivar los productos que son elaborados en el territorio nacional.

Hubo celebración cuando incluyeron los días sin IVA

La idea, que ahora se vuelve a caer, era que para el próximo año se realizaran dos jornadas de Día sin IVA, una en febrero y otra en agosto. El gremio de comerciantes –Fenalco– alcanzó a celebrar la decisión, por considerar que, aun con ciertas condiciones, las jornadas, en las que se aplica un descuento del IVA del 19 % a productos de 7 categorías, deberían continuar.

“Veo que es una buena alternativa; de hecho, ya había estado hablando con Fenalco sobre esa materia. Eso sí, productos nacionales, porque los Días sin IVA que venían funcionando antes tenían básicamente productos importados”, indicó en su momento el ministro de Hacienda.

María Claudia Lacouture Directora de Amcham - Foto: Alejandro Acosta

Y, desde el gremio de comerciantes, Jaime Alberto Cabal, su presidente, dijo: “Desde Fenalco celebramos que se mantengan los Días sin IVA, pero transformándolos hacia productos elaborados y producidos en Colombia. De esta manera se continúa estimulando el pequeño y mediano comercio y también la producción y la industria nacional”.

El ministro de Hacienda también se refirió a los impactos fiscales de los Días sin IVA, asegurando que “según la Dian, sería realmente bajo, de unos $100.000 millones, pero tendría un impacto social interesante y un efecto sobre la industria nacional muy positivo”, puntualizó Ocampo.

¿Quiénes protestaron?

Los gremios de comercio exterior, Analdex y AmCham, entre otros, si bien estuvieron de acuerdo con estimular la producción nacional, pusieron de presente un inconveniente: una norma internacional de la Organización Mundial del Comercio que prohíbe discriminar. Por lo tanto, fue el presidente de Analdex, Javier Díaz, el primero que salió a advertir que la norma podría caerse fácilmente.

“Se trata de algo bien intencionado; sin embargo, con la medida se desconoce la cláusula de trato nacional de la OMC (Organización Mundial del Comercio), que no permite discriminar en contra de los importados”.

Hasta este miércoles, cuando se destape finalmente la ponencia de reforma tributaria que radicarán el Gobierno y los coordinadores ponentes del proyecto, para que se dé el debate de votación y aprobación, se conocerán los argumentos que se pusieron sobre la mesa para tumbar los días sin IVA.

Así va el proyecto de reforma tributaria

Las novedades que lleva el proyecto de reforma tributaria en la ponencia que sería radicada este miércoles son varias. Así, ya no va el impuesto a las exportaciones y se reactiva la no deducción de las regalías del impuesto de renta. Se incluye un impuesto a las electrificadoras (sobretasa del 3 %).

El impuesto a las bebidas azucaradas también ha sido el punto de quiebre para muchos sectores, sobre todo para los restaurantes y tiendas de barrio, que han manifestado descontento. El ministro aseguró esta vez que: “Va a quedar, por lo menos en un par de años, en 6 %, de 6 a 10 % y más del 10 %”. En el caso de los alimentos ultraprocesados, el salchichón sale de la lista de la tributaria que también había generado polémica.