macroeconomía

Si se frena la producción de petróleo en Colombia, el galón de gasolina costará el doble

De acuerdo con la ACP, Colombia tendría que comenzar a importar petróleo a partir de 2028 para cargar sus dos refinerías.


Si el Gobierno que llegue a la Casa de Nariño el próximo siete de agosto decide frenar toda actividad de exploración y producción de hidrocarburos, Colombia perderá la autosuficiencia energética que recuperó en 1987 con el descubrimiento del campo Caño Limón, ubicado en Arauca.

Al perder su autosuficiencia energética, el país ya no tendrá petróleo para refinar en Cartagena o Barrancabermeja, por lo que se vería en la obligación de acudir a las importaciones. “Si se tiene que importar petróleo para cargar las refinerías, eso nos costaría al año $60 billones, más de cuatro reformas tributarias”, aseguró el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón.

De llegar a este punto, toda esa plata tendrá que salir del bolsillo de los colombianos. Además, se terminaría pagando unos $20.000 por el galón de gasolina, más del doble del costo actual que es, en promedio, $9.030.

“Hay que proteger la industria, no por el hecho de proteger el negocio, sino porque es fundamental que los colombianos tengan gas natural y se tenga el petróleo para refinarlo en el país”, agregó Felipe Bayón.

Pero los colombianos no solo tendrían que pagar más por la gasolina, sino por el gas natural, que también se tendría que importar al ponerle freno a la actividad de hidrocarburos. Actualmente, más de 11 millones de familias en el país usan este combustible a diario.

La Asociación Colombiana de Petróleo (ACP) calcula que el costo de la factura mensual podría aumentar unas cinco veces. Es decir, que si una familia paga actualmente unos $40.000 por el servicio, si se trae el gas del exterior, terminaría pagando unos $200.000 aproximadamente.

  La papa y la gasolina han sido dos fuerzas opuestas de la inflación. La primera es el producto que más ha subido de precio este año, mientras que la segunda  ha permitido que Colombia tenga una inflación inferior a la de muchos países.
Si se acude a las importaciones, se tendría que pagar por el galón de gasolina unos $20.000. - Foto: istock

¿Desde cuándo se comenzaría a importar gas y petróleo?

De acuerdo con la ACP, si se decide acabar con la industria, Colombia tendría que importar gas a partir de 2026, lo que afectaría no solo a las familias que usan gas en sus hogares, sino a la industria y el transporte. El coletazo también se podría sentir en las tarifas de energía, porque cerca del 20 % de la energía en Colombia se genera con gas natural.

En cuanto al petróleo, la ACP aseguró que desde 2028 Colombia se vería abocada a importarlo para suplir las necesidades nacionales. Esto significaría pérdidas de US$4.500 millones en exportaciones y asumir gastos por US$1.700 millones en importaciones de petróleo para producir gasolina, diésel, jet (el combustible para los aviones), petroquímicos y demás productos derivados.

Servicios Públicos
Si se frena la actividad de hidrocarburos, Colombia tendría que importar gas a partir de 2026. - Foto: Getty Images

Colombia tiene uno de los precios de combustibles más baratos

El precio de venta de la gasolina en Colombia es más barato que la mayoría de los países de la región, con excepción de Bolivia y Ecuador. Mientras que en Colombia el galón cuesta $9.030, en Europa el precio puede llegar hasta los $32.000 y en Estados Unidos ya se paga un precio récord de $18.000 aproximadamente, debido a la disparada de la inflación y el precio internacional del petróleo.

En Colombia, a pesar de que el petróleo Brent volvió a superar los US$100 por barril, el precio de la gasolina se ha mantenido estable durante cuatro meses, gracias a la operación del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), que fue creado en 2007 para mitigar el impacto de las altas fluctuaciones de los precios de la gasolina corriente y de diésel en los mercados internacionales, y así no afectar el bolsillo de los colombianos.

Sin embargo, el FEPC ya completa un déficit total de $14,1 billones, que es asumido por la Nación. En días pasados el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, aseguró que antes del siete de agosto se buscará pagar la mayor cantidad posible de este déficit, especialmente el que ya está proyectado.