Matrimonio prohibido


El pasado 6 de septiembre la Superintendencia de Industria y Comercio confirmó su decisión de vetar la fusión de Eternit y Colombit, las principales empresas fabricantes de tejas en el país. La primera de ellas atiende 51,7 por ciento del mercado y la segunda 27,7 por ciento y, si se unieran, tendrían entre las dos el 80 por ciento. La Superintendencia consideró que la unión las dejaría en capacidad de dominar el mercado y eventualmente fijar precios, y por esta razón la objetó. No es la primera vez que la entidad toma decisiones de este estilo en defensa de los consumidores. Antes había aprobado, pero con condiciones, las integraciones de Bavaria y Leona, Zenú y Rica y se había pronunciado en contra de la fusión Avianca-Aces.