Por fin el empleo


La tasa de desocupación siempre baja al final del año (por el turismo, las ventas navideñas, etc.) y se dispara otra vez en enero. Este año, sin embargo, no subió casi, y lo más interesante es que al comparar con el primer mes del año pasado hubo una notable mejora. La tasa de desempleo a nivel nacional bajó de 17,9 a 16,1 por ciento entre enero de 2002 y 2003, descenso que estuvo acompañado de la creación de 395.000 puestos de trabajo. En las 13 principales áreas metropolitanas la tasa bajó más de 2 puntos (de 20,4 a 18,2 por ciento). Los indicadores de subempleo, aunque siguen en niveles altos, mostraron una tendencia descendente. En todo caso las tasas de desocupación son las más bajas de los últimos cuatro años para el mes de enero. Aunque queda mucho camino por recorrer en materia de empleo, en el primer mes del año se rompió la tendencia ascendente que traía este flagelo, una noticia que el gobierno celebró, con la conspicua ausencia del fallecido ministro de Protección Social, Juan Luis Londoño.