Home

Opinión

Artículo

GUILLERMO VALENCIA

Opinión

El nuevo aire de los juegos de mesa

El éxito de los juegos de mesa se disparó de nuevo desde 2020 y ha sabido coexistir en medio del auge de los videojuegos. Lo bueno es que se ha mantenido el crecimiento y la oferta cada vez se ha vuelto más variada sin dejar de lado los clásicos, que marcaron nuestra infancia.

Redacción Economía
1 de noviembre de 2023

No hay que limitarse al mercado de lo tecnológico y los videojuegos al hablar de una propuesta de ocio interesante y gratificante. Durante todo este tiempo, los juegos de mesa han buscado coexistir en medio de toda la revolución de consolas, realidad virtual y demás variopintos tecnológicos.

Estos juegos han ido reinventándose y, actualmente, tienen una gran demanda para personas de cualquier rango de edad, lo que ha extendido bastante su penetración en el mercado.

El marketing relacionado con los juegos de mesa ya se alejó de la típica escena que mantenían los creativos de la industria de un niño o niña implorando en los pasillos de las tiendas para conseguir que le compraran algún juego.

En esto, la pandemia jugó un papel crucial para empezar a pisar fuerte: los periodos de confinamiento y cuarentenas estimularon el consumo de estos productos en físico para pasar el tiempo en familia, amigos o hasta vecinos. Nos las ingeniamos para facilitar el pasar tanto tiempo encerrados y este sector se vio muy beneficiado de eso.

Algunos estudios como el Games and Puzzles Market de Grand View Research han afirmado que, si bien esta industria estaba cerca de los USD 12.000 millones en 2019 en facturación, se podría esperar un crecimiento anual del 18,6 % entre 2020 y 2027.

Asimismo, el sector de juegos de mesa y rompecabezas, cuyo valor de mercado fue de USD 14.470 millones en 2020, se espera que alcance unos ingresos de USD 47.830 millones para 2027.

Otro estudio, Global Board Games Market Size, Status and Forecast 2019-2025, que analiza el estado y pronóstico del mercado de los juegos de mesa, manifestó un crecimiento en los últimos años que se sostendrá hasta 2025. En esto, marcas como Hasbro, Asmodee Editions o Goliath BV serían las más relevantes del sector.

En la actualidad, se puede encontrar una gran variedad de juegos, así como una gran variedad de público a la que le pueden apuntar. Juegos de azar, didácticos, tradicionales, de roles, de estrategia, temáticos (alusivos a películas de Disney o series icónicas de los noventa), en fin.

En América Latina, los juegos de mesa clásicos como Monopoly, Adivina Quién, Operando y Jenga fueron de los más demandados en medio de la pandemia. El crecimiento reportado por Monopoly fue tal que triplicó sus ventas en la región y se volvió el producto más vendido por Hasbro.

Claro está que este tipo de compañías tienen que mantener la inversión en todos sus segmentos, por lo que en 2021 destinaron entre 60 y 70 lanzamientos en las categorías de Baby Alive, Nerf y Play Doh.

Pero yendo más allá de lo tradicional, hoy día hay un mundo enorme de juegos que han ganado una buena demanda gracias al trabajo colaborativo que ponen sus creadores para garantizar partidas llenas de diversión y buen entretenimiento.

Catán, por ejemplo, es uno de los juegos que tuvo un cara a cara con el Monopoly en Europa. Con más de 50 millones de ejemplares vendidos, su éxito se atribuye a que, durante la partida, ninguno de los participantes coge una gran ventaja respecto a los oponentes. Esto ayuda a mantener el suspenso y la incertidumbre durante todo el tiempo que dure el juego, cosa que no ocurre con el Monopoly, al tener una estrategia más de colaboración entre los oponentes, en lugar de una competencia voraz para lograr quebrar al oponente.

Por otro lado, Aventureros al tren es uno de los juegos que han sido catalogados como muy original por su ambientación a diversos países y regiones en el mundo para lograr construir las más largas vías ferroviarias. Pero si se habla de ambientaciones de la época medieval, se puede traer a colación Carcassonne, que tiene su inspiración medieval en una histórica ciudad fortificada del sur de Francia con el mismo nombre y que logra transportar a los jugadores a un mundo de castillos, caminos y monasterios. Y si se quiere aumentar la dosis de fantasía, seguramente se viene a la cabeza Calabozos y Dragones.

Y si se quiere hablar de juegos de cartas fuera de lo común, hay dos propuestas interesantes por explorar. Uno que tuvo un gran éxito fue Exploding Kittens, una versión estratégica de la ruleta rusa que combina gatos y explosiones. Inicialmente, la inversión que demandó su creador fue de USD 10.000 y después de siete horas ya había logrado una recaudación de USD 1 millón. Tal ha sido su éxito que Asmodee, empresa de distribución de juegos, logró unirse a Netflix para sacar una serie basada en el juego.

La segunda viene de la mano de Cyanide & Happiness, el webcómic caracterizado por su humor negro, que tuvo una serie hace casi 10 años y que sigue inundando las redes de memes y tiras cómicas basadas en sus clásicos personajes. Bajo una premisa similar, han lanzado el juego Tranvía mortal, un juego de toma de decisiones basadas en los más raros dilemas morales parar salvar, o no, la vida de los personajes.

Claro está que hay millones de opciones de cualquier tipo de jugadores, desde los amantes de lo clásico a los más osados que esperan propuestas menos convencionales. Lo interesante de esta tendencia es que los creadores de estos juegos de mesa ya notaron que los niños de ayer son los clientes de hoy y los últimos años han sabido aprovechar el potencial que ofrece esta divertida oferta de entretenimiento.

Noticias Destacadas