análisis

Reactivación económica sin tecnología: no es posible

Por: David Ortíz*

Si algo nos dejó la cuarentena y el teletrabajo fue una clara evidencia de la relevancia que tiene la tecnología en nuestro día a día como herramienta básica para continuar funcionando.


A partir del 1ro de septiembre la realidad de Colombia tomó un nuevo rumbo con el surgimiento de una nueva etapa posterior a la cuarentena denominada “la nueva normalidad”. 

Una manera de convivir distinta en la que tendremos que adaptar nuestras dinámicas de interacción, elevar nuestra responsabilidad individual y colectiva y aprender sobre el mercado nuevamente para poner en marcha los negocios y reactivar la economía en el país. 

Ahora bien, si algo nos dejó la cuarentena y el teletrabajo fue una clara evidencia de la relevancia que tiene la tecnología en nuestro día a día como herramienta básica para continuar funcionando. El distanciamiento social y el auge de la virtualidad fue el catalizador perfecto para que las compañías entendieran la relevancia de acelerar sus procesos de transformación digital y adoptaran las herramientas adecuadas para mantenerse vigentes. 

Lea también: Transformación Digital cocinando en la Nube

El reto, sin embargo, es bastante grande. Hasta finales del 2019, según una encuesta realizada por el Observatorio de Economía Digital, en el país solo el 11,7% de las compañías contaban con una estrategia digital estructurada y aplicada a sus negocios. El 23,1% se encontraban pensando en su implementación y tan solo el 15,3% tenía presente el impacto que este tipo de herramientas podía tener al interior de las empresas. 

En este sentido, está claro que el proceso de implementación e interiorización de herramientas tecnológicas que ayuden a las organizaciones a ser competitivas en el mercado y les permitan mantener su vigencia de cara a los consumidores, requiere de un acompañamiento integral y de asesoría constante. 

En la medida que las compañías consigan reactivar sus negocios, así mismo se acelerará la recuperación económica del país. Es una tarea de todos y frente a la cual tenemos responsabilidad cada una de las empresas en Colombia, sobre todo las que nos encontramos en el sector de la tecnología. Es nuestro deber convertirnos en aliados estratégicos y anclas de apoyo para que las empresas que se encuentran iniciando su proceso de transformación digital lo consigan hacer de la mejor manera. 

Le recomendamos: Así ha sido la transformación digital a la colombiana

De acuerdo con un estudio realizado por la Andi los principales desafíos que presentan las compañías que desean dar este paso hacia la digitalización son la falta de cultura, el desconocimiento y la falta de presupuesto. A lo anterior se suma que el 99% de la base empresarial corresponde a pequeñas y medianas empresas quienes son responsables por aproximadamente el 80% de los empleos en Colombia. 

Siendo esto así, la necesidad de una estrategia de implementación y educación para la adopción tecnológica de este tipo de compañías se hace inminente.  Este es el momento adecuado para que la coyuntura misma impulse a los empresarios a dar ese paso hacia la transformación.  

Los próximos meses serán cruciales para definir el ritmo con el que Colombia reactivará su economía. Del trabajo conjunto que se lleve a cabo para educar al sector empresarial y entregarles las bases necesarias para generar un cambio organizacional con herramientas asequibles, dependerá la eficiencia de la transformación tecnológica que se lleve a cabo. 

La realidad al fin y al cabo es que, sin tecnología la reactivación será prácticamente imposible.

*CEO de Siigo Latam.

Le recomendamos leer: Telefónica: La conectividad es fundamental para la transformación digital