Tendencias
- Foto: iStock

tecnología

MQA: la consultora que basa su negocio en los datos

Esta consultora colombiana ayuda a las empresas e industrias tradicionales a migrar a un modelo más eficiente y competitivo.

En la actualidad, los datos son el principal activo estratégico de las organizaciones. Aunque las tecnologías de información y las comunicaciones están generando inmensos volúmenes de datos a velocidades asombrosas, casi todos en tiempo real, lo cierto del caso es que las empresas muchas veces se ven ‘a gatas’ a la hora de aprovechar esa data para tomar decisiones, generar valor a sus clientes y obtener ventajas competitivas.

“El secreto está en la capacidad para buscar, analizar e integrar toda esa información de forma rápida y automatizada. Para lograrlo, no hay otro camino para las empresas que la transformación digital”, declara Germán Borrero, presidente Andino de MQA Business Consultants, un equipo de consultores de negocio que en los últimos 16 años ha venido ayudando a las compañías a ser más competitivas y rentables.

“Hoy, la velocidad y la eficiencia son las nuevas monedas en los negocios y las organizaciones enfrentan un desafío: O se transforman o mueren”, prosigue Borrero. “En esta nueva era de transformación, los datos dejaron de ser la mínima unidad de información, para convertirse en la piedra angular de la empresa. Con la suficiente tecnología e inteligencia aplicada a los datos, también es posible crear productos y servicios acorde a las necesidades del cliente, así como también descubrir y capturar nuevas oportunidades de mercado.”

Sin embargo, por sí solos, los datos no generan valor. El secreto está en la capacidad para buscar, analizar e integrar toda esa información de forma rápida y automatizada. “En otras palabras, es necesario integrar e implementar tecnologías que permitan interrelacionar de forma inteligente procesos y datos para generar valor”, considera Borrero.

Por tanto, es necesario emprender una reinvención en todas las áreas de la empresa fijando para cada una ellas los objetivos a perseguir. Además de incorporar la tecnología que mejor se ajuste a las necesidades –bien sea analítica, computación en la nube, Internet de las Cosas, inteligencia artificial o movilidad-, la transformación digital permite finalmente crear una cultura digital y de innovación en toda la empresa. “Con las suficientes habilidades y competencias, el personal en las organizaciones estará más empoderado que nunca para enfrentar el cambio”, finalizó el ejecutivo de MQA.