méxico

El holocausto mexicano

Pasaron 43 días sin noticias sobre los estudiantes que desaparecieron en Iguala.


Pasaron 43 días sin noticias sobre los estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre en Iguala, México. Pero el viernes, el procurador general de la República de ese país, Jesús Murillo Karam, informó sobre un adelanto sustancial en las investigaciones. Según comunicó en una rueda de prensa, tres testigos confesaron que ultimaron a los 43 estudiantes, quemaron sus cadáveres en un basurero de la localidad de Cocula y arrojaron sus restos al río del mismo nombre. El incendio habría durado cerca de 14 horas y con un fuego tan intenso, que incluso los huesos y los dientes quedaron calcinados. Por eso, afirmó, los restos solo podrían identificarse en un laboratorio especializado en Austria. Sin embargo, la falta de pruebas contundentes ha caído muy mal entre los padres de los desaparecidos. “¡Basta de tanta ineptitud, de tanto dolor! Es justo que si no pueden, que lo digan y que se retiren”, dijo uno de ellos en una rueda de prensa desde la Escuela Normal de Ayotzinapa.