Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/8/1983 12:00:00 AM

"SAMPER NO QUIERE A LOS LOPISTAS"

GERMAN SARMIETNO

"SAMPER NO QUIERE A LOS LOPISTAS" "SAMPER NO QUIERE A LOS LOPISTAS"
SEMANA.: Usted hizo planteamientos importantes sobre la participación personal y técnica en la carta de renuncia como secretario de Gobierno de Bogotá. Nosotros, sin embargo, quisiéramos que nos dijera algo más concreto sobre los defectos de esta colaboración?
GERMAN SARMIENTO.: Sí ustedes quieren que concrete la idea sobre el fracaso de la colaboración personal y técnica les voy a decir lo siguiente: ésta terminó siendo una fórmula en la realidad para que los funcionarios liberales cuidáramos los puestos públicos de lós que están fuera para apoyar su fuerza en esos puestos. La oposición al gobierno se hace en cabeza de funcionarios liberales y las buenas relaciones la tienen con el Presidente a nivel Nacional y con el Alcalde a nivel distrital. El Partido Liberal se está dando el lujo de quemar todo un equipo de importantes hombres liberales creando una franja de lentejos. No conlleva sin embargo esto a ningún tipo de posición política importante de quienes están afuera con simples intenciones de crear vacantes; eliminar competidores y para ocuparlas cuando se les haga la menor seña.
S.: Dicen que el discurso del doctor Durán Dussan del domingo 3 y los ataques de Correa Cubillos, ex secretario de Gobierno, tuvieron que ver con su renuncia.
G.S.: Estas son sensaciones que se pretenden dar para ocultar las contundentes verdades que contiene mi renuncia, fruto de la experiencia como Secretario de Gobierno y primer funcionario liberal de Bogotá. Durán Dussán en declaraciones que dio a Caracol hace dos semanas comparte explícitamente la tesis sobre el fracaso de la colaboración personal y técnica que es motivo de mi salida de la Secretaría de Gobierno.
S.: A usted precisamente lo acusó Ernesto Samper de que, con el cuento de la participación usted le estaba haciendo el juego al alcalde mayor para que montara unos comités asesores de las alcaldías menores como antesala de las elecciones y de la maquinaria de mitaca...
G.S.: Samper es uno de los que vive contando los puestos, pretendiendo que los funcionarios liberales se los cuiden, hasta que él se cuele en el gobierno como se ha colado a tantas cosas últimamente. El es de los que viven tendiendo trampas a los funcionarios liberales tratando de tener él buenas relaciones con el presidente de la República, en espera de que le haga la seña. Los Comités Asesores de las Alcaldías fueron creados por un acuerdo de Gaitán Mahecha. Nosotros no hicimos sino ponerlos en marcha con un Decreto Reglamentario. Es la medida más inmediata que se podía tomar para dar participación a nivel local. Ya se que él dijo que yo estaba poniendo el primoroso adorno liberal al ponqué conservador que estaba montando el alcalde. El está dándoselas de liberal duro y sectario a costa de quienes colaboramos en el gobierno. Entiendo su angustia porque el fue el primer liberal belisarista que tuvo el país. Participó activamente en la dirección de la campaña de Belisario cuando se eligió al Presidente Turbay.
S.: ¿ Usted parece tener algo personal contra Samper Pizano?
G.S.: No hay nada personal. Creo que él cumple muy bien sus propósitos y funciones. Como coordinador de la campaña de López lo admiré. Demostró una gran capacidad para recoger recursos para la política. Lo que pasa es que él es el mayordomo del capital político del ex presidente López. Usted sabe lo que pasa con los mayordomos acuciosos. Se rodean de amigos, pero amigos de ellos, los mayordomos. Por eso a él no le gustan los amigos de López.
S.: Finalmente, díganos qué enseñanza le dejó la Secretaría de gobierno?
G.S.: Que no tengo la libido del nombrado, y menos la de nombrar. La Secretaría de Gobierno para mí no fue una reina de belleza.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com